leverage-online-journalism

¿Para quien trabajamos los periodistas en Internet? Las reglas en la red  son bastante distintas que en el resto de medios. La televisión cautiva a sus televidentes, que se concentran alrededor del televisor, lo mismo es el caso de la radio. Y con la prensa,  el hecho es parecido, pero aún más personal en el vínculo del lector con el periódico.

En los inicios de la Internet, la regla parecía obvia:  los usuarios se concentran alrededor de las computadoras.  Y sin embargo,  la  Internet no es un medio y como tal, está destinado a más acciones que la de solo emitir información.  Entonces, la relación entre la audiencia y el acceso a las noticias es muy diversa.

Todo esto no solo por las distintos sitios y plataformas (blogs, redes sociales, agregadores) que existen en la red, sino también por los diversos dispositivos (tablets, smartphones, smartTV). Un periodista que trabaja en la red debe entender que su audiencia llega a través de tres grandes fuentes:  La dirección (home y url), redes sociales (Facebook y Twitter) y Google.

Google es como una gran puerta trasera que, poco a poco, se transforma en la puerta principal. Es decir, la audiencia ya no solo entra por la home de una web de noticias (como la portada de un periódico) sino directamente a través de las noticias. Colocan ‘Benedicto XVI’ en Google para encontrar las notas de la renuncia del papa. Esto hace que las redacciones web comiencen a abocarse a trabajar en la capacidad de ser detectados por el gran robot de Google y su sistema algorítimico de indexación (pagerank)

Google ha transformado la manera de redactar en Internet y además ha agregado otros elementos fundamentales en la producción de las noticias, como son los tags y los enlaces. Si no vas a poner tags y enlaces mejor no escribas una noticia para Internet.   Los títulos se amoldan a las búsquedas de Google, con palabras claves al inicio y ahora el cuerpo de la nota ahorra en descripciones del contexto, con enlaces internos.

Además de todo esto, hay un gran espacio de programación, con formatos y plantillas, que ayudan a que una web esté mejor predispuesta a que Google la encuentre.   Si tu noticia no tiene un buen SEO (Search Engine Optimization), tu web pierde casi el 30 por ciento de audiencia. Entonces un sitio  de noticias debe tener una arquitectura taxonómica y ser propensa a la creación de enlaces internos y externos.

Entonces ¿Existe el periodismo SEO?  No. Pero lo que sí hay es una modificación del proceso productivo periodístico en función a la indexación de Google. Hay que amoldar nuestra producción a una convivencia en red permanente. Es hacer periodismo con las reglas de Internet.

Advertencia: tener un buen SEO no significa hacer un buen periodismo en la red