You are currently browsing the tag archive for the ‘redacciones’ tag.

Cuando me pidieron hacer un  artículo de fin de año para el blog Clase de Periodismo pensé: cómo sería escribir este recuento si lo hiciera dentro de 10 años. ¿De qué evoluciones estaría hablando? ¿En qué escenario estarían los medios tradicionales? ¿Cual sería el papel de la audiencia en un espacio cada vez más digital? Aquí un ensayo de cuáles, creo yo, serán los temas alrededor de la industria del periodismo que se discutirán dentro de una década. Acá les dejo el artículo completo que  salió publicado en CDP.

26 de diciembre del 2021. Es momento de hacer un recuento de la evolución del periodismo durante de este año, decadente para el mercado impreso, pero de consolidación para el digital. Estos son las 5 puntos a destacar de este 2021:

1.- El lanzamiento en el Perú del primer diario generalista en papel digital descartable. La aparición de “Perú Post” ha comprobado todo el alcance de este nuevo formato multimodal al consolidar su tiraje en más de 100.000 periódicos vendidos diarios. Tras algunos primero fallos en sus actualizaciones, el papel digital ha demostrado toda su versartilidad en la recepción de la señal HSPPZ+ (6G) en chip descartable. El cobro del periódico por horas de activación, acceso a la información premium y personalización, ha abierto todo un nuevo modelo de negocios. Además, la anticipación máxima de las necesidades de los lectores interactivos está permitiendo la aparición de la publicidad contextual, ‘custumizada’ y personalizada.

La nueva forma de distribución en quioscos del periódico digital -basado en la entrega de papel digital en blanco, y su activación, a través del perfil de Facebook- demuestra que la distribución tradicional también puede tener espacio para la personalización usuario por usuario. El periódico digital descartable ha puesto en jaque a la competencia de los medios tradiciones que distribuyen sus contenidos en las ‘ultratablets’ ( tablets ultraligeras). El formato descartable, no retornable y de papel flexible (se puede doblar y meter en el bolsillo) abre el mercado de los usuarios de la calle y en tránsito. A los usuarios de los micros, baños, cafés y restaurantes. Usuarios que no tienen acceso inmediato a un terminal en formato tabloide y que sufre con la lectura en Supersmarth (celulares de última generación).

Estos periódicos digitales descartables compiten directamente con los periódicos de papel que tienen los mercados C y D. La ventaja de “Perú Post” sobre estos tipos de impreso es su precio variable. Un diario impreso vale 0.50 neosoles, mientras que un diario digital descartable -que te da las misma cantidad de información, pero personalizada- puede costar 0.40 neosoles, teniendo en cuenta que la data será personalizada por usuario, según su ubicación, historial de lectura, interacción de Twitter y gustos de Facebook, además con la posibilidad de tener información expandible y profundizada en función (con un costo extra).

2.- Los medios tradicionales y su apuesta por las ‘ultratablets’. Grupos como El Comercio y La República han consolidados sus periódicos generalistas en las ‘ultratablets’, tras la crisis del 2018, en donde la industria del papel entró en quiebra debido al calentamiento global y y la prohibición de la tala de árboles en el Perú (gracias a la suscripción del acuerdo de Kyodo V). Sin embargo, los medios tradicionales, tercos en su posición del pago por noticias, han seguido el ‘Modelo Murdoch’ a rajatabla logrado sus primeras ganancias.

Ellos han decidido mantener su posición de “descelanzados” (sin hipervínculos de ingreso pero sí de salida) pero han cedido a la personalización parcial al estar integrados a las redes sociales. Sin embargo mantienen el modelo tradicional de presentación de noticias bajo el criterio periodístico y con personalizaciones solo en zonas parciales del diario en las secciones fijas pero con tags: “Deportes” y “Tecnología”. Su gran avance en la interacción con los usuarios ha sido su apertura a la zona de “secciones de usuarios”, en donde las tendencias en Twitter son las que crean las secciones -tags para la actualización en tiempo real-.

Asimismo, su integración a los streamings en vivo, gracias a los canales de televisión de los grupos de medios ”, hace que su oferta multimedia en vivo, por noticia, sea más profesional pero menos amplia que la de los medios de Internet, que dejan este trabajo al streaming ciudadano.

3.- Los impresos populares. El uso de papel reciclado para los periódicos en formato minitabloide ha funcionado tan bien que han consolidado un amplio mercado en las zonas populares del país. La reapertura de las antiguas imprentas (cerradas tras la crisis del 2018) y su modificación para trabajar en este nuevo tipo de papel, ha ayudado para la rápida ampliación del tiraje a un bajo costo (80.000 periódicos diarios a 0.50 neosoles por cada uno). Este formato tradicional basado en la información pasada, con dos horas de desactualización, ha funcionando muy bien en las zonas marginales, en donde el acceso a los celulares, tablets o simples computadoras es aún limitado.

Sin embargo, la consolidación de este formato papel ha levantado polémica pues, según algunos parlamentarios, va en contra del derecho a la información. El darle a los lectores información de ayer es desinformar a la población, indican los congresistas. El debate que circula ahora es adaptar nuestra ley a las nuevas tendencias mundiales con legislaciones basada en el “derecho a la información actualizada”, tal como ya lo tiene España y Chile.

4.- La hegemonía de los medios nativos de Internet. Medios como La Mula, Politiko, Huffington (versión Perú), Google News y TerraLink ha ingresado en una cruenta lucha por los prosumidores. La búsqueda de nuevas variables que alimenten a los algoritmos, de personalización de noticias, ha hecho que estos medios comiencen a ofrecer grandes espacios de anticipación noticiosa que permiten que los usuarios accedan a información no indicada en sus perfiles de Facebook.

Asimismo, la competencia del tiempo real a llegado a nuevos niveles con la inscripción de reporteros en vivo ciudadanos. La señal 6G está permitiendo transmisiones HD en vivo vía Supersmart (celulares). Estás transmisiones se están reproduciendo en grandes cantidades y las webs están buscando a los mejores reporteros ciudadanos para  pagarles y contar con una cobertura en tiempo real casi planetaria. La modalidad es la geoubicación de estos reporteros (vía GPS) en todas las regiones y distritos del país, de tal manera que la cobertura en video y en tiempo real sea casi total.

Asimismo, estos medios han consolidado las redacciones flexible y móviles con un mínimo de editores en una sola oficina y con una gran cantidad de colaboradores externos y periodistas ciudadanos multimedia. Este procedimiento de pago por artículo ha logrado que las redacciones se mantengan con un modelo de negocios freemiun con información gratuita (basada en la superficialidad noticiosa) para el mercado publicitario y el cobro por noticias solo por el lanzamiento de exclusivas (investigaciones profundas y exhaustivas).

Además, la multidistribución de estos medios, vía ultratablets, smartphones, computadoras, Post de Noticias (quioscos virtuales) y smarthTVs hacen que sean los medios-plataformas masivos más consumidos por la audiencia. Estas plataformas noticiosas buscarán expandirse sin duda este año que vienen los periódicos digitales descatables. Plataforma perfecta para los medios nativos de Internet que les ayudará a masificar aún más su información multimedia.

5.- Usuarios al ataque. El streaming HD en vivo, los videos subidos por smartphones, las fotos panorámicas en alta y la programación de la televisión amateur cada vez obtiene más protagonismo en la red. Las vidas transmitidas se vuelen una programación de la televisión en Internet y los noticieros basados en el rastreo de las transmisiones ciudadanas crean un nuevo espacio noticioso basado en la producción de información creada por la audiencia. Cualquier usuario se transforma en estrella tras 5 minutos de fama con vivo viral y tiene su propio programa en directo lanzado desde su cuarto.

Las noticias más crudas que nunca: miles de fotos de un acontecimiento, cientos de videos desde distintos ángulos de un hecho, transmisiones en vivo de una noticia. Un tiempo real trepidante donde solo es válida la noticia en el instante, sin filtros ni mediaciones. La noticia ciudadana es la que ejerce la hegemonía de la instantaneidad y ubicuidad máxima y el mayor competidor del periodismo profesional. Y los grandes distribuidores son las redes públicas sociales y también las sociales privadas que viralizan la información en los distintos círculos y niveles de privacidad de los usuarios. El reto de esta información es acceder a cada uno de los círculos sociales hasta tener la totalidad de la audiencia. La clave para el 2022 es lograr explotar este flujo informativo de la audiencia, para su profesionalización.

 

impresoweb1

Hoy leí en Perú21.pe un informe de Esther Vargas, que escribió para Tinta Digital, sobre el documental “Redacciones On Line” de Alvaro Liuzzi. A su vez me enteré de la separación de las redacciones de 20minutos.es (están siguiendo el camino inverso) y poco después leí los alcances que hizo Marco Sifuentes sobre el tema en su recientemente estrenado blog en Perú.21, Perú2.1.

La guerra entre los integracionistas y desintegracionistas está sobre la mesa y parece que vivirá una de sus batallas más cruentas. Una guerra que seguramente estará documentada en el trabajo audiovisual de Liuzzi, y en donde se podrán ver todos los muertos y heridos de estos enfrentamientos.

Cuando empecé a trabajar en Internet, allá por el año 2000 en Peru.com, la creación de una redacción de noticias en un portal surgió como una necesidad. La creación de los procesos de trabajo se organizaron sobre la marcha, en base al sentido común de los periodistas que trabajábamos allí (publicar online, linkear enlaces y tener fotos y videos).

Dos años después, arribé a Perú.21 y si bien el director y su equipo sabían de la importancia de contar con una web, ellos solo le daban valor al alcance mundial de Internet, antes que a las repercusiones de las mismas noticias publicadas en la red. Para ellos la web era un complemento del diario ¡Qué error! Eran épocas en las cuales, para gran parte de la redacción, yo era un ingeniero de Sistemas (que no lo soy) antes que un periodista (que siempre lo seré).

Durante mis épocas de editor de la web de Perú.21, cree una pequeña redacción digital de 5 periodistas que trabajaban notas propias en paralelo del impreso. Épocas en que me negaba a ser solo un periodista 1.0 que pasaba el impreso en la web. Los redactores publicaban on line teniendo como fuente la radio, la tv y los cables y no la información que manejaba la propia redacción.

Era casi una utopía pedirle una nota a algún redactor del impreso, a pesar de que ellos estaban a solo centímetro de distancia de nuestras computadoras. En mis sueños siempre existía el gran proyecto de cambiar algunas costumbres de la redacción, para lograr que ellos me entregaran algunas de sus notas, fotos o audios para publicarlas inmediatamente en la web.

Tras esta experiencia, en el 2006 caí en la redacción, exclusivamente digital, de Clarín de Argentina, que se encontraba físicamente a varios kilómetros de distancia del diario impreso. Todos trabajaban en exclusiva para la web, con algunas coordinaciones con el diario impreso. Todo este equipo había logrado consolidar muchos procesos periodísticos exclusivos para Internet, gracias a su independencia (slideshows, especiales multimedia, audios propios).

No existían redactores asustados por quemar su primicia en la web, ni discusiones bizantinas sobre si se debería publicar o no una nota. Sin embargo, una nube con mucha lluvia estaba por llegar a Clarín y lo entendí cuando arribó Jean Francois Fogel de LeMonde.fr  (autor del gran libro ‘La prensa sin Gutenberg’).  Se reunió a todos los editores de la web y el impreso en un salón para que Fogel explicara, durante tres días, las ventajas y desventajas de unir las redacciones online.

La conclusión, después de múltiples ejercicios periodísticos, fue tener redacciones separadas, con los procesos que demandan las plataformas y con coordinaciones editorial sobre temas específicos. Respiré tranquilo y pensé que viviría feliz en mi mundo de redacciones apartadas en sus procesos, pero unidas por la noticia. Meses después de dejar de laborar en Clarin.com, me enteré a través de mis ex compañeros que toda la sección de noticias (denominada Ultimo Momento) pasó a integrarse a las distintas secciones del diario impreso. La batalla en esa redacción se había perdido.

Ahora que estoy en El Comercio, vivimos una realidad particular, pues como alguna vez me explicó Salaverría (cuando estuvo en Lima en el 2007), cada redacción tiene su propio mundo.

En El Comercio se tienen redacciones separadas en sus procesos de trabajo pero vinculadas físicay editorialmente. Se hacen trabajos coordinados con el diario papel de manera permanente. Asimismo, existe un equipo de noticias en la Gerencia de Medios Digitales, en donde se trabajan contenidos periodísticos exclusivos para Internet, como son todas las piezas en video y notas con audio que aparecen en las web de El Comercio (multiplayer).

En mi opinión existen productos periodísticos que tiene que desarrollarse de manera exclusiva y por separado, con un equipo de trabajo que labore inmune para la plataforma de Internet. La red sigue siendo un lugar de ensayo y error y no un espacio, como el del impreso, en donde todos los géneros están desarrollados y consolidados.  Muchas de las labores de una redacción online son nuevas y diferentes a las que se realizan en el papel. En un periódico no se encontrará un editor flujos noticiosos de home, un facilitador de interactividad,  un documentalista de enlaces, un videoreportero – editor, un infografista interactivo o un indexador de buscadores, entre otras muchas funciones nuevas.  

El redactor de un diario impreso tiene una rutina de trabajo acuñada durante más de 500 años, desde  la creación de la imprenta.  No se le puede pedir que derrumbe todos sus paradigmas para que se transforme en un ser digital capas de entender el valor de lo virtual.

Hay nuevas generaciones de periodistas nativos digitales (y grandes barbaros)  que serán capaces de trabajar noticias para cualquier plataforma y en cualquier formato, y serán ellos los grandes protagonistas de las integraciones de las redacciones (al mejor estilo del Newsplex). 

 Dibujo: Ramón Rodriguez Ramos, de la presentación de Mario Tascón “Cómo acabar con los periódicos de una vez por todas

Adelanto ABC.es from alvaro liuzzi on Vimeo.

Sigue a Pedro “El Barbaro”

Sigue a Diego “El Invasor”