You are currently browsing the tag archive for the ‘twitter’ tag.

La percepción de los medios tradicionales en Internet  es que los comentarios de los usuarios son un problema. La estructura informativa de los periódicos nunca  estuvo preparada para una voz tan alta por parte de la audiencia. Pero no se les puede condenar, pues pasar de la impresentable ‘Página del Lector’  a una noticia de Libia en su sitio web  con 800 comentarios es un tránsito demasiado traumático.

En un inicio los periódicos en Internet les dieron la voz a los usuarios en espacios cerrados cómo foros y encuestas, hasta que optaron por abrir los comentarios en todas sus notas. Lo que sucedió es que la audiencia tenía mucho que decir. Decía cosas inteligentes, estúpidas, interesantes, banales, insultantes o punzantes. De todo, pero tanto, que fue inmanejable. Antes esta situación había dos opciones. O se cerraban los comentarios en casi todas las noticias o se contrataba una tropa de periodistas para filtrar los comentarios.

Una vez le pregunte a Gumersindo Lafuente (Director de la web de El País de España) sobre por qué había cerrado los comentarios en la mayoría de sus notas. El respondió con sagacidad. “Nosotros escogemos que batalla queremos pelear”.

Pero en realidad a la audiencia no le importó no poder comentar en las noticias de estos sitios. Ellos tenían en Twitter la panacea de la opinión. El lugar técnicamente creado para opinar, tagear, mencionar, linkear y crear tendencias. Toda una plataforma que permite en 140 caracteres opinar de lo que se les plazca.

Sin embargo, hubo un sitio de noticias en Internet, nacido en la red, que vió en los comentarios una oportunidad. El Huffington Post, en vez de huir de los terroristas – comentaristas, decidió invertir en ellos al crear su ‘Huffpost Social News’  Ellos no querían comentarios anónimos y tampoco comentarios identificados en su propia comunidad. Querían comentarios en sus noticias conectados a Facebook y Twitter.

Cada comentario en el HuffPo se convierte, para ellos, en una oportunidad de viralidad. Cada opinión en su sitio web también se logra ver en los flujos sociales de los usuarios. Cada dicho de la audiencia es un enlace en los flujos de Twitter y Facebook. Entre más comenta un usuario más posibilidades de viralizar existen. Cada comentarista es un community manager que distribuye las noticias del Huffington.

Hace unos días leía una noticia sobre como el Huffington llegó a los 100 millones  de comentarios. Para un medio tradicional eso hubiera sido un gran dolor de cabeza, para el HuffPo es un logro. Con un equipo moderador de 30 personas y un software especializado en filtrar, esta web de noticias invierte en los comentarios.

El HuffPo sabe que sus usuarios entran por su portada, por Google, pero también por las redes sociales y que mejor que los comentarios, como la vía natural para distribuir sus noticias. ¿Será por esto que este sitio web ha superado en usuarios al New York Times? Sin comentarios 😉

Anuncios

Y un día pasó. El Huffington Post superó al New York Times en cantidad de usuarios únicos. Un hito histórico en el periodismo en Internet. Por primera vez un medio periodístico nacido en Internet supera del primer lugar de preferencia al medio más tradicional de Estados Unidos. Es cómo diría Baricco: la bandera de los bárbaros en una de las mayores fortalezas del imperio.

¿Por qué un medio nacido en Internet supera en visitas a un periódico que ha acuñado su credibilidad en 200 años? Por mucho tiempo los medios tradicionales se ampararon, en Internet, en el prestigio de sus cabeceras, con métodos de difusión y cobertura de información basada en el mundo impreso. Durante toda la era 1.0, la idea de tener una sola puerta de entrada para la información tenía sentido, pero con la irrupción de la web 2.0 esta visión quedó totalmente obsoleta (Sino pregúntenle a los portales).

El HuffPo ha hecho una interpretación contemporánea de cómo se debe hacer periodismo en Internet: agregación de noticias, blogs de personajes prestigiosos y una gran inversión en una unidad de investigación. Es decir has bien lo que sabes hacer y el resto enlázalo como diría Jeff Jarvis.

Sin embargo, lo que mejor hace el Huffington, para obtener tan altos niveles de audiencia, es introducir sus noticias a los flujos sociales a través de redes cómo Twitter y Facebook. Ahora las personas están más tiempo consumiendo información en las redes sociales que en el mail, en los buscadores o los medios en Internet. El gran reto es introducir las noticias periodísticas en los flujos de noticias personales.

¿Cómo lo hace el HuffPo? Con el ‘Huff Post Social News’. Una comunidad abierta a todas las redes sociales, que une los flujos de Facebook y Twitter, en torno a las calificaciones y comentarios en sus noticias. Esta web de noticias no crea su propia comunidad sino utiliza las redes sociales ya existentes para identificar a sus usuarios y unirlos en esta nueva red.  La red de tus amigos en Twitter y Facebook que participan y consumen las noticias del Huffington. Usuarios que además  son catalogados y calificados por el HuffPo a través de condecoraciones como ‘Moderadores’, ‘Editores’ y ‘Colaboradores’. (al mejor estilo de Foursquare)

¿Qué logra con esto el HuffPo? Introducir sus noticias a los flujos sociales de las personas a través de las calificaciones (Ilike) comentarios y métodos para compartir (Share). Es así como un medio periodístico participa de las redes sociales. No solo creándose un fanpages o una cuenta en Twitter.  Y menos creando su propia red social cerrada.  Cada noticia del Huffpo tiene decenas de formas de integración social distintas para que la noticia trascienda el propio medio. Ya sea por una dedo arriba, un tuit, un comentario o un simple mail (entre otras muchas opciones) las noticias de esta web son distribuidas por su propia audiencia de manera viral.

Mientras tanto, el New York Times ha comenzado a cobrar por contenidos dejando solo un acceso total a los usuarios venidos de las redes sociales y buscadores. Comienzan a cobrar por su portada y se mantienen cautos a los altos flujos de audiencia llegados por estas otras dos fuentes. ¿Y aún nos preguntamos porque el HuffPo ha pasado al NYT?

El primero interpreta Internet con las reglas que lo rige: criterios sociales, economía del enlace, priorización de la audiencia. En tanto el segundo aún creen en el medio cerrado, la cabecera como prioridad y el cobro de contenido como modelo de negocio.

Si estuviste atento al Twitter la noche del viernes 10 de diciembre, quizás te percataste que por segunda vez un tema discutido mayoritariamente por tuiteros peruanos volvió a ser Trending Topic global en el popular servicio de microblogging y red social.

La primera fue la toma de rehenes en un banco de Gamarra, la semana pasada, que acabó con el secuestrador muerto.  En esta oportunidad se trató del capítulo final del sitcom Al fondo hay sitio.

Para algunos tuiteros a los que sigo que un tema como ese haya alcanzado la palestra de los tópicos tuiteros más discutidos a nivel mundial pues les parecía, por decir lo menos, estúpido. Más equivocados no podían estar.

Para comenzar, no me gustan las series de la dupla Efraín Aguilar-Gigio Aranda. Me parecen facilistas, maniqueas y tan poco reales debido al intensivo product placement del que hacen uso, que no las veo. Mis preferencias están en otros rubros. En casa, mi abuela y mi sobrino son fanáticos de la serie y, pese a todos los argumentos que les doy, no dejan de verla; tampoco se perdieron el dichoso capítulo.

Si hay algo que me ha enseñado estos más de 8 años chambeando contenidos digitales es que hay espacio para todo tipo de públicos. Así, hay quienes se deleitan con los post de Orsai, del bloguero/escritor Hernán Casciari, mientras otros se orinan de la risa con las estupideces de Rémi Gaillard. Yo estoy en ambos casos y por ello no fustigo a quienes les encanta Al fondo hay sitio. Menos a quienes lo expresan por Twitter.

Pero vamos al grano. Aquí mis razones por las que me parece tonto que te rasgues las vestiduras por haber visto el hashtag #alfondohaysitio como Trending Topic.

Desconoces para qué nació Twitter. La herramienta de Biz Stone, Jack Dorsey Evan Williams se ideó como un sistema de comunicación tipo SMS entre miembros de un grupo. Con el paso del tiempo, el servicio de microblogging y red social creció y muchos de los cambios que han ocurrido en el mismo se deben a la forma cómo se adueñaron de Twitter los usuarios.

Una de las modificaciones más sutiles, pero por ello no menos importante, fue la frase que aparece en la parte superior de la caja de texto para tuitear. Pasó de ¿Qué estás haciendo? (What are you doing?) a ¿Qué está pasando? (What’s happening?).

Entonces, si nació para comunicarse con un grupo de contactos – y de paso establecer lazos sociales -, ¿por qué la gente que sigue de cerca los pormenores de la vida de los Maldini y de los Gonzales – y que ha adoptado Twitter -, no habría de utilizarla para hablar de su serie favorita? ¿Acaso la final de temporada de esta producción peruana no era EL TEMA del momento en el mundo real™? Entonces, ¿por qué no habría de trasladarse a Twitter, si es el lugar para conversar de LO QUE ESTÁ PASANDO?

Desconoces para qué se utiliza Twitter. En agosto del 2009, una investigación llevada a cabo por Pearl Analytics reveló que el 40.55% de los 2000 tuits que estudiaron encajaba en una categoría que ellos definieron como “Pointless babble”, algo así como “chamullo sin sentido”. Para los investigadores, tuits como “Estoy comiendo un sandwich ahora”, “No puedo dormir” o “😀 [llegó mi autoregalo de Navidad]” son los mejores representantes de esta clasificación.

El segundo lugar de la escala lo ocupaban las conversaciones entre conocidos, con un 37.55%, mientras que el 8.70% lo conformaban los RT, que Pearl Analytic agrupó en la categoría “Pass- Along Value”. En el último lugar – 3.60% – estaban las noticias.

¿De verdad creen mis amigos periodistas y comunicadores a quienes sigo en Twitter que esto es diferente en Perú? ¿Que solo los tuiteros locales deben conversar del paro en Huaraz, de Comunicore, del Nobel a Mario Vargas Llosa y no del Zombie Walk, de la Navidad o del chullo que lució el vocalista de Tokio Hotel? Y pensar que he visto a varios participando de #tuiteandoenlosnoventa o de #trespalabrasdespuesdelsexo. #yoconfieso que no sé si categorizar sus tuits en “Noticias” o “Chamullo sin sentido” 😛.

Desconoces el potencial de Twitter. Cuando converso con colegas periodistas y gente relacionada la gestión de contenidos digitales, siempre les digo que, al menos en Perú, Twitter no es la plataforma en la que uno debe concentrar sus esfuerzos, esto debido a que aún no hay mucho público usándola, según la data de Google Trends for Websites.

Como me han contado algunos amigos que han asistido a los talleres de Comscore – sí, la gigante medidora ya está en Perú a poner los puntos sobre las íes en cuanto a investigación de público en Internet -, la compañía estadounidense también ratifica la información del buscador. Por su parte, Alexa ubica a Twitter en el puesto 14 de Top sites in Peru.

Por eso me alegró ver que #alfondohaysitio haya alcanzado Trending Topic global, porque ello significa que el fanático de la serie se conectó para comentar el final de la serie mientras era transmitido, lo que implica un cambio hacia el uso de la herramienta: la han asimilado de tal manera que no les parece raro tuitear mientras hacen otra cosa. Es decir Twitter ha pasado a formar parte de su vida, se ha convertido en una “tecnología aburrida”. Y como dice Clay Shirky en su libro ‘Aquí vienen todos’, cuando una tecnología se vuelve parte de tu rutina es cuando puede originar las grandes revoluciones.

¿El servicio de microblogging y red social, rey del tiempo real, puede llegar a su potencial en Perú? Claro, si se convierte en lo que significa el sms para el peruano de a pie. Y así, como ahora la mayoría tuitea sobre sus series de TV, no te soprenda que mañana más tarde protesten y coordinen esfuerzos en contra de una abrupta interrupción del mandato presidencial o para coordinar ayuda en caso de una tragedia.

210

Quiero comenzar este post citando a Jose Luis Orihuela, autor del blog e-cuaderno, pues describe bien cómo Twitter puede potenciar al periodismo:

“Twitter es un magnífico sistema global de alerta temprana para detectar breaking news y tendencias, una buena red para contactar con expertos y testigos en tiempo real y un gran taller para aprender la escritura de la brevedad y la lectura del flujo. Si este tipo de cosas (Twitter) no cambian al periodismo, ya no se qué podría cambiarlo”

Por mucho tiempo he tratado de entender cómo los medios de comunicación pueden sacarle provecho a Twitter. Actualmente, los medios tradicionales se ponen al nivel de un usuario cuando abren una cuenta en esta red social, pero no saben comportase como tales.

Más allá de la posibilidad de colocar links cortos de las noticias que se publican en la web de su medio ¿Hay algo más que se pueda hacer en la cuenta de Twitter de un periódico?

Lo que debe hacer el Twitter de un medio tradicional es dejar de comportarse como un medio y tratar de ser una plataforma. Debe rastrear la información que ‘tuitean’ los usuarios, sean seguidores o no. Los usuarios deben ser la principal fuente de información del Twitter y los ‘retuits’ (RT) la mejor forma de difundirlos.

El Twitter de un medio de comunicación debe citar a sus fuentes directamente, a través de las cuentas que tienen en esta red social actores, cantantes, columnistas, políticos, deportistas o simples usuarios que tienen algo que contar u opinar (citar la fuente se le decía). La herramienta para esto debe ser siempre un RT, la cual además es editable. Los RTs pueden ser a periodistas del medio que informan a través de sus smartphones desde lugar  de los hechos, pero también y sobre todo a usuarios que cuentan desde su punto de vista determinada noticia.

Los periodistas que manejan el Twitter de un medio tradicional deben ser capaces de rastrear la información producida por los usuarios. Si hay un terremoto en Japón, llegar a esos usuarios que están ‘tuiteando’ desde Tokio opiniones y comentarios o subiendo fotos. Si hay un concierto de U2, por ejemplo, no solo se debe colocar frases como “empezó el concierto en Londres”, sino buscar a las personas que están en el evento viendo extasiados a Bono y tomando fotos y comentando los pormenores mediante un smartphone. Esto es citar a las fuentes directamente y a gran velocidad.

Nunca antes los periodistas tuvieron la posibilidad de tener de manera tan rápida no solo la opinión de los usuarios, sino la información que pueden difundir desde cualquier parte. La velocidad que da la viralización de la información a través de un ‘retuit’, permite estar en todos lados, superando a cualquier cadena internacional de noticias, con cientos de corresponsales.

Es en este espacio donde adquiere valor el trabajo de un ‘community manager’. Este profesional de la información en las redes sociales debe: rastrear, cruzar, confirmar y difundir las noticias producidas por la ‘tuitosfera’.

Los medios de comunicación no solo deben utilizar el Twitter para rastrear tendencias, conocer opiniones, difundir información propia, sino, y principalmente, para tomar y distribuir la información producida por los usuarios. Twitter le ofrece a los medios la posibilidad de dejar de comportarse como medios y, sin embargo, los periódicos no lo quieren ver así.

Una vez más el Twitter de un medio debe dejar de comportarse como un medio omnipresente, que difunde información, sino como una plataforma que canaliza la información de los usuarios.

Nota: Si quieres seguirme en Twitter mi usuario es @diegol19

utoi

Soitu.es, la página web de noticias española,  ha lanzado su red social Utoi.es. Un site que intenta rescatar la brevedad informativa de Twitter y la capacidad social de Facebook, en función del intercambio de noticias.

“Si bien cada usuario podrá darle la utilidad que encuentre conveniente, está “diseñada especialmente para su uso periodístico”, ha explicado, a 233grados, Gumersindo Lafuente, director de Soitu y ex director de Elmundo.es

Lo interesante de Utoi es que amplia la capacidad de escribir hasta en 280 caracteres, con la posibilidad enlazar desde su plataforma fotos y videos, al estilo de Facebook. Además tiene un espacio tipo foro en donde la redacción de Soitu propone temas de discusión.

“En Utoi los amigos son importantes, pero quizá los temas lo serán más”, ha adelantado Lafuente.

La idea que debe haber tenido Gumersindo es perfeccionar una herramienta social en función de la noticia. Es lograr extraer información noticiosa válida, que pueda ser usa en la web de noticias, Soitu.

Lo que no me deja de sorprender es el nivel de interactividad que están buscando tener algunos medios en Internet con los usuarios. Ya no bastan los simples comentarios o respuestas en foros y encuestas. Las redes sociales le han marcado a los medios de información el nuevo camino de interacción con su audiencia. Una audiencia que comenta, sigue, recomienda, informa, critica y produce.

“Utoi es un medio de comunicación social vivo y abierto, donde podrás informar o ser informado, debatir, agitar, denunciar, compartir, recomendar, descubrir, influenciar”, dice su declaración de principios.

La cuestión es ¿todos los medios deben crear una red social en torno a su información? Eso podría significar que los usuarios tendrían que participar ‘loggeados’ en distintas redes. Finalmente, solo las más integradas prevalecerán como tales y las otras estarán destinadas al olvido.

¿O los medios deben integrarse a otras redes sociales de alta demanda como Twitter y Facebook? Quizás este camino sea le más lógico, pero, como dije en un post anterior (Facebook y sus noticias mundanas), esta integración debe dirigirse a no solo crear una cuenta en Facebook o Twitter, sino a aliarse a estas redes para ser parte del flujo de acción de los usuarios.

La muerte de Michael Jackson dejó varias lecciones sobre las nuevas formas de coberturas de noticias en los medios. La primera es que, definitivamente la alerta informativa ya no es más patrimonio de los medios tradicionales, sino de los medios sociales como Twitter y Facebook. Tras la publicación vía Internet del grave estado de salud del rey del pop, fueron estas plataformas las que difundieron la información a gran velocidad.

La información comenzó a recorrer el mundo por estas páginas en tan solo minutos y muy pronto se paso de hablar del estado de gravedad de Michael a la posible muerte del cantante. ¡Ojo! no se puede decir que Facebook y Twitter confirmaron la muerte, pues lo que se veía en realidad en estas plataformas era una discusión pública entre usuarios que querían confirmar la información a través de su red social.

michael2

Solo TMZ.com, página web especializada en chismes hollywoodenses, confirmó la muerte de Jackson y los usuarios de Facebook y Twitter difundieron la noticia inmediatamente entre sus contactos.

michael4

En tanto, los medios tradicionales se mantenían cautos ante la confirmación de la muerte del cantante. Por un lado, las agencias internacionales citaban a MTZ.com como el único medio que hablaba de la muerte del cantante. Por otro lado, estaba CNN que simplemente no citaban a MTZ.com y señalaban que la muerte del rey del pop no se podía confirmada.

michael6

Tanto era el caos por tratar de corroborar la información que un momento, Juan Carlos Arciniegas, productor y corresponsal del segmento de CNN Escenario, dijo que  “Si bien  las redes sociales ya hablan de de la muerte de Michael Jackson nosotros no podemos confirmarla”.

Solo cuando la agencia Associated Press (AP) y Los Angeles Times, en su versión web, confirmaron la muerte del la estrella del pop, con sus fuentes, es que El New York Times publica en su site  que Jackson había fallecido, citando desde su titular a AP.

michael7

Por su parte, uno de los periodistas de CNN llegó a decir que  “medios importantes como AP y Los Ángeles Times han confirmado la muerte de Micael Jackson”, dejando en claro que ni las redes sociales y menos una página web (como TMZ.com) era medios de fiar.  CNN solo confirmó la muerte del cantante, a través de sus fuentes, dos horas después de las alertas de las redes sociales.

Tras este ejemplo, podemos disgregar que el circuito de las noticias es el siguiente: El Twitter lanza la alerta informativa, una web confirma la información y luego el site de un diario impreso reconfirma el hecho.  Solo después de esto, la televisión da como hecho el suceso.

1-       Alerta informativa: Redes sociales

2-       Primera ampliación: paginas webs

3-       Confirmación de noticia: diario impreso vía web

4-       Desarrollo informativo: Televisión por cable

Datos a destacar:

michael-jackson-searchesFuente: Google Blog

Un espía en Silicon Valley:

“Vimos un instante en el que se doblaban lostweets por segundo en el momento en el que la historia explotó”, apunta a Los Angeles Times el fundador de Twitter, Biz Stone. El diario explica: los posts en Twitter se multiplicaron por dos, las entradas en Facebook por tres. Stone lo tiene claro: no hubo un alza de tráfico semejante desde que las elecciones estadounidenses convulsionaron al ciberespacio.

Denker Uber:

Los números de como replicó la muerte de Michael Jackson en Internet son impresionantes; según el LA Times Twitter duplicó su nivel de tweets y Facebook triplicó su nivel de posts; y los sitios de noticias tuvieron un pico de 3 millones de usuarios por minuto. En The Guardian muestra como MJ y sus keywords robaron todo Twittscoop y 9 de 10 topic trends de Twitter, que a su vez tuvo que cerrar el buscador que fue tan grave como Google Maps pidiendo perdon por hacer chistes y, finalmente, TechCrunch mostrando como la competencia se benefició de la caída de TMZ que fue el primero en confirmar y tenía razón :).

La llegada de especialistas en Internet como José Luis Orihuela está ayudando a que los comunicadores en el Perú a que abran los ojos sobre lo que está sucediendo en Internet y específicamente en las redes sociales. Acá les dejo la entrevista en video que le hizo El Comercio.

Cosas que tuiteo a lo largo de la jornada o que encuentro en mi Twitter relacionadas al periodismo digital o la comunicación:

@privasu
Skype Gets the Oprah Treatment http://tr.im/m0L9 Me pregunto si no se necesitará de un empujón de Chollywood para adoptar tecnologías…

@NiemanLab
Stephen Colbert defends newspapers: “When you’re moving, you can’t wrap your dishes in a blog” http://tr.im/m0XF

@esthervargasc
Los periodistas no necesitan un manual para twittear http://oobahtu.notlong.com

@uterope
todos los chismecitos de los canales y diarios. hay plata ahora. http://bit.ly/kSjQi

@mancini
The end of advertising as we know it http://bit.ly/RBYzc

@mancini
Washington Post Video Series has Interactive Comments http://bit.ly/6MWCA

@coberturasms
Recordando al Epic 2015 tras ver el video del futuro de la industria móvil y sus perlas desde 1906 http://twurl.nl/4nm2iv

Los diarios limeños, un día después de la condena

Debido a la chamba, ayer no pude postear sobre la condena a 25 de cárcel que recibió el ex presidente Alberto Fujimori en el juicio por las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, además de los secuestros de Samuel Dyer y Gustavo Gorriti.

Al ‘Chino’ se le halló culpable de los delitos de homicidio calificado, lesiones graves y secuestro agravado. Todo un suceso histórico si se tiene en cuenta que se trata del primer ex jefe de Estado en América Latina que fue sentado en el banquillo y condenado en su propio país por violaciones de Derechos Humanos.

Y es el primer mandatario peruano sentenciado en pleno apogeo de las redes sociales, los blogs y Twitter.

Si los medios online peruanos competían por publicar primero la noticia de la sentencia, los ‘feisbukeros’, bloggers y ‘tuiteros’ lorchos así como los extranjeros no se quedaron rezagados.

Desde que el juez César San Martín, quien presidió Sala Penal Especial de la Corte Suprema que juzgó a Fujimori Fujimori, dijera que se habían comprobado los cargos que se le imputaban al ex mandatario “sin duda razonable”, los primeros ‘tuits’ que informaban sobre la culpabilidad del ex jefe de Estado no se hicieron esperar. Aunque debo decir que la palabra ‘Fujimori’ no logró convertirse en un trending topic de esta herramienta.

Ni qué decir de las actualizaciones de Estado. Yo, que casi todo el día estoy conectado al Facebook, puedo dar fe de la agitación que provocó la sentencia condenatoria en esta red social, la segunda en el país según el ranking The top 100 sites in Peru de Alexa.

Aquí una selección de tweets:

que autoridad moral tiene Keiko Fujimori, nunca dijo nada cuando su padre TORTURO a su propia madre
12:49 PM Apr 7th from twhirl
Slayer_X

dos cosas que suceden despues de esta sentencia: 1° estan convirtiendo a Fujimori en un martir y 2° han fortalecido aun mas al fujimorismo
12:50 PM Apr 7th from iTweet
TheGhost

Hoy mi almuerzo será delicioso porque al chino infeliz le clavaron 25 años #fujimori
12:40 PM Apr 7th from TweetDeck
yog_sototh

Bueno Alan ahora te toca devolver el favor e indultarme, o no te acuerdas¿. atte. A. Fujimori #corrupción #perú
11:36 AM Apr 7th from web
on3_g

la sentencia de #fujimori es fuertaza: “abusivamente” “crímenes” “elaborado mecanismo de encubrimiento” “rotundidad de evidencias”
11:23 AM Apr 7th from TwitterFox
uterope

FUJIMORI CULPABLE
10:44 AM Apr 7th from web
jorgezuniga

Aquí una selección de posts sobre la condena, gracias a Heduardo.

donofrio

¿Te han preguntado alguna vez para qué sirve Twitter? Cuando estoy en esos casos, siempre respondo el rollo de que es una herramienta de comunicación muy efectiva, basada en el microblogging y un largo etecé.

Sin embargo, no he podido demostrar las bondades de esta herramienta dando ejemplos de casos peruanos, cosa que cambió esta mañana cuando tuve la oportunidad de presenciar cómo actúa Twitter as a real time conversational tool™.

Para hoy 27 y mañana 28 de marzo, D’Onofrio, una marca muy conocida aquí en el Perú de helados propiedad de la transnacional Nestlé, tiene una oferta muy atractiva para sus consumidores: varios de sus productos a solo un nuevo sol a través de sus vendedores en carretilla.

En la capital, como era previsible, los helados se acabaron a tempranas horas y a las 11 de la mañana comenzaron los primeros ‘tuits’ de consumidores molestos porque no pudieron comprar estos productos. Tengo Twitterfox instalado en mi navegador Firefox, un plugin que me permite seguir mi cuenta sin tener que abrir la página de este servicio, y varios de mis contactos referían lo mismo: no había carretilleros en el Centro de Lima para esa hora.

tuiterbusqueda

Además, una búsqueda en Twittersearch arrojó varios datos interesantes: la escasez de helados no solo se registraba en el centro sino también en otros distritos y, en algunos casos, los vendedores se rehusaban a cumplir con la oferta, condicionando la venta de cualquier helado a la adquisición de otros productos.

Los usuarios locales de Facebook tampoco eran ajenos. A través de la actualización de sus estados, muchos coincidían con lo que ya habían informado los tuiteros locales. Entonces era previsible que este hecho, conversado por centenares de bárbaros, trascendiera: Perú21.pe rebotó la información que circulaba tanto en Twitter como en el ‘Feisbuk’ y Capital FM, una radio que basa mucha de su programación en abrir los micrófonos a sus oyentes, también reportó sobre el affaire con los helados. Ni qué decir de los blogueros locales.

El asunto terminó como se preveía. La compañía se pronunció y pidió disculpas por el malestar causado por una demanda que superó la oferta, e Indecopi, la entidad encargada de velar por los derechos de los consumidores peruanos, inició una investigación para comprobar el cumplimiento de la campaña.

Luego de hacer un comentario sobre lo que había presenciado, en mi Facebook se abrió un debate de si los medios online y los tradicionales deberían usar a los usuarios de estas webs como fuentes. Pues yo digo que sí, sin duda alguna, por lo que expuse líneas arriba. ¿Y ustedes?

ACTUALIZACIÓN 28/03/2009

  • Blogcializarse hace un análisis del caso desde la perspectiva de la comunicación corporativa.
  • “Oferta de helados de S/.1 dejó insatisfechos a consumidores”, tituló El Comercio en una nota abridora de la sección Economía & Negocios.
  • Jaime Delgado de Aspec, en una columna en La República, también comenta esta noticia.
  • Aparecen los primeros videos del affaire D’Onofrio:

ACTUALIZACIÓN 31/03/2009

El conocido blogger español Enrique Dans también comenta el tema:

La comunicación en una sociedad hiperconectada: el caso de los helados D’Onofrio a un sol

Sigue a Pedro “El Barbaro”

Sigue a Diego “El Invasor”