You are currently browsing the tag archive for the ‘futuro’ tag.

Cuando me pidieron hacer un  artículo de fin de año para el blog Clase de Periodismo pensé: cómo sería escribir este recuento si lo hiciera dentro de 10 años. ¿De qué evoluciones estaría hablando? ¿En qué escenario estarían los medios tradicionales? ¿Cual sería el papel de la audiencia en un espacio cada vez más digital? Aquí un ensayo de cuáles, creo yo, serán los temas alrededor de la industria del periodismo que se discutirán dentro de una década. Acá les dejo el artículo completo que  salió publicado en CDP.

26 de diciembre del 2021. Es momento de hacer un recuento de la evolución del periodismo durante de este año, decadente para el mercado impreso, pero de consolidación para el digital. Estos son las 5 puntos a destacar de este 2021:

1.- El lanzamiento en el Perú del primer diario generalista en papel digital descartable. La aparición de “Perú Post” ha comprobado todo el alcance de este nuevo formato multimodal al consolidar su tiraje en más de 100.000 periódicos vendidos diarios. Tras algunos primero fallos en sus actualizaciones, el papel digital ha demostrado toda su versartilidad en la recepción de la señal HSPPZ+ (6G) en chip descartable. El cobro del periódico por horas de activación, acceso a la información premium y personalización, ha abierto todo un nuevo modelo de negocios. Además, la anticipación máxima de las necesidades de los lectores interactivos está permitiendo la aparición de la publicidad contextual, ‘custumizada’ y personalizada.

La nueva forma de distribución en quioscos del periódico digital -basado en la entrega de papel digital en blanco, y su activación, a través del perfil de Facebook- demuestra que la distribución tradicional también puede tener espacio para la personalización usuario por usuario. El periódico digital descartable ha puesto en jaque a la competencia de los medios tradiciones que distribuyen sus contenidos en las ‘ultratablets’ ( tablets ultraligeras). El formato descartable, no retornable y de papel flexible (se puede doblar y meter en el bolsillo) abre el mercado de los usuarios de la calle y en tránsito. A los usuarios de los micros, baños, cafés y restaurantes. Usuarios que no tienen acceso inmediato a un terminal en formato tabloide y que sufre con la lectura en Supersmarth (celulares de última generación).

Estos periódicos digitales descartables compiten directamente con los periódicos de papel que tienen los mercados C y D. La ventaja de “Perú Post” sobre estos tipos de impreso es su precio variable. Un diario impreso vale 0.50 neosoles, mientras que un diario digital descartable -que te da las misma cantidad de información, pero personalizada- puede costar 0.40 neosoles, teniendo en cuenta que la data será personalizada por usuario, según su ubicación, historial de lectura, interacción de Twitter y gustos de Facebook, además con la posibilidad de tener información expandible y profundizada en función (con un costo extra).

2.- Los medios tradicionales y su apuesta por las ‘ultratablets’. Grupos como El Comercio y La República han consolidados sus periódicos generalistas en las ‘ultratablets’, tras la crisis del 2018, en donde la industria del papel entró en quiebra debido al calentamiento global y y la prohibición de la tala de árboles en el Perú (gracias a la suscripción del acuerdo de Kyodo V). Sin embargo, los medios tradicionales, tercos en su posición del pago por noticias, han seguido el ‘Modelo Murdoch’ a rajatabla logrado sus primeras ganancias.

Ellos han decidido mantener su posición de “descelanzados” (sin hipervínculos de ingreso pero sí de salida) pero han cedido a la personalización parcial al estar integrados a las redes sociales. Sin embargo mantienen el modelo tradicional de presentación de noticias bajo el criterio periodístico y con personalizaciones solo en zonas parciales del diario en las secciones fijas pero con tags: “Deportes” y “Tecnología”. Su gran avance en la interacción con los usuarios ha sido su apertura a la zona de “secciones de usuarios”, en donde las tendencias en Twitter son las que crean las secciones -tags para la actualización en tiempo real-.

Asimismo, su integración a los streamings en vivo, gracias a los canales de televisión de los grupos de medios ”, hace que su oferta multimedia en vivo, por noticia, sea más profesional pero menos amplia que la de los medios de Internet, que dejan este trabajo al streaming ciudadano.

3.- Los impresos populares. El uso de papel reciclado para los periódicos en formato minitabloide ha funcionado tan bien que han consolidado un amplio mercado en las zonas populares del país. La reapertura de las antiguas imprentas (cerradas tras la crisis del 2018) y su modificación para trabajar en este nuevo tipo de papel, ha ayudado para la rápida ampliación del tiraje a un bajo costo (80.000 periódicos diarios a 0.50 neosoles por cada uno). Este formato tradicional basado en la información pasada, con dos horas de desactualización, ha funcionando muy bien en las zonas marginales, en donde el acceso a los celulares, tablets o simples computadoras es aún limitado.

Sin embargo, la consolidación de este formato papel ha levantado polémica pues, según algunos parlamentarios, va en contra del derecho a la información. El darle a los lectores información de ayer es desinformar a la población, indican los congresistas. El debate que circula ahora es adaptar nuestra ley a las nuevas tendencias mundiales con legislaciones basada en el “derecho a la información actualizada”, tal como ya lo tiene España y Chile.

4.- La hegemonía de los medios nativos de Internet. Medios como La Mula, Politiko, Huffington (versión Perú), Google News y TerraLink ha ingresado en una cruenta lucha por los prosumidores. La búsqueda de nuevas variables que alimenten a los algoritmos, de personalización de noticias, ha hecho que estos medios comiencen a ofrecer grandes espacios de anticipación noticiosa que permiten que los usuarios accedan a información no indicada en sus perfiles de Facebook.

Asimismo, la competencia del tiempo real a llegado a nuevos niveles con la inscripción de reporteros en vivo ciudadanos. La señal 6G está permitiendo transmisiones HD en vivo vía Supersmart (celulares). Estás transmisiones se están reproduciendo en grandes cantidades y las webs están buscando a los mejores reporteros ciudadanos para  pagarles y contar con una cobertura en tiempo real casi planetaria. La modalidad es la geoubicación de estos reporteros (vía GPS) en todas las regiones y distritos del país, de tal manera que la cobertura en video y en tiempo real sea casi total.

Asimismo, estos medios han consolidado las redacciones flexible y móviles con un mínimo de editores en una sola oficina y con una gran cantidad de colaboradores externos y periodistas ciudadanos multimedia. Este procedimiento de pago por artículo ha logrado que las redacciones se mantengan con un modelo de negocios freemiun con información gratuita (basada en la superficialidad noticiosa) para el mercado publicitario y el cobro por noticias solo por el lanzamiento de exclusivas (investigaciones profundas y exhaustivas).

Además, la multidistribución de estos medios, vía ultratablets, smartphones, computadoras, Post de Noticias (quioscos virtuales) y smarthTVs hacen que sean los medios-plataformas masivos más consumidos por la audiencia. Estas plataformas noticiosas buscarán expandirse sin duda este año que vienen los periódicos digitales descatables. Plataforma perfecta para los medios nativos de Internet que les ayudará a masificar aún más su información multimedia.

5.- Usuarios al ataque. El streaming HD en vivo, los videos subidos por smartphones, las fotos panorámicas en alta y la programación de la televisión amateur cada vez obtiene más protagonismo en la red. Las vidas transmitidas se vuelen una programación de la televisión en Internet y los noticieros basados en el rastreo de las transmisiones ciudadanas crean un nuevo espacio noticioso basado en la producción de información creada por la audiencia. Cualquier usuario se transforma en estrella tras 5 minutos de fama con vivo viral y tiene su propio programa en directo lanzado desde su cuarto.

Las noticias más crudas que nunca: miles de fotos de un acontecimiento, cientos de videos desde distintos ángulos de un hecho, transmisiones en vivo de una noticia. Un tiempo real trepidante donde solo es válida la noticia en el instante, sin filtros ni mediaciones. La noticia ciudadana es la que ejerce la hegemonía de la instantaneidad y ubicuidad máxima y el mayor competidor del periodismo profesional. Y los grandes distribuidores son las redes públicas sociales y también las sociales privadas que viralizan la información en los distintos círculos y niveles de privacidad de los usuarios. El reto de esta información es acceder a cada uno de los círculos sociales hasta tener la totalidad de la audiencia. La clave para el 2022 es lograr explotar este flujo informativo de la audiencia, para su profesionalización.

Desde hace dos años dicto un Taller de Periodismo Digital en la Universidad Católica. Es un curso de noveno ciclo. En mi clase paso de la parte teórica, sobre Internet y su influencia sobre el periodismo, hasta un lado práctico con aplicaciones. Sin embargo, este curso de 6 horas semanales no basta para todo lo que no se enseñó durante cinco año de carrera (2 de generales y 3 de especialización)

El dilema de las universidades esta en que no están logrando formar profesionales para el futuro, sino tan solo para el pasado. Las facultades están en una verdadera crisis en cuanto a la formación de profesionales. Los egresados en periodismo salen a una realidad para la que no fueron preparados.

Acá detallo las razones de esta crisis:

1- Primero, las facultades preparan a los estudiantes para ejercer el periodismo en un mundo donde la información era supuestamente escasa, y sin embargo, con Internet ahora existe una sobreabundancia de la información. En una época en el que utilizamos Google para lograr ubicar la información, los periodistas tienen que ser recolectores, curadores y agregadores de información.

2- Los estudiantes son preparados para ser los únicos capaces de publicar noticias en medios masivos. Pero ahora cualquiera puede publicar en blogs y microblogs y hacerlo masivo con la viralización vía redes sociales. El cartel de “enviado especial” y “en exclusiva” se vuelve risible por las herramientas como Twitter, Blogger y Youtube, en donde cualquier personas puede publicar noticias.

3- A los estudiantes les inculcan el entender a la opinión pública como un supuesto imaginario, cuando la audiencia ahora está ahí: activa, participativa y productiva. Ahora la opinión pública es tangible gracias a las redes sociales. La audiencia es viva y hay que analizarla permanentemente.

4- A los nuevos periodistas se le hace entender que sus noticias está dirigidas a lectores, oyentes y televidentes. Sin embargo, ahora esta audiencia se ha transformado en prosumidores, un público que consume y produce información. Que recibe pero entrega. Nunca más un lector pasivo.

5- A los estudiantes se les forma para ser un periodista de prensa, televisión o radio, pero no se les indica que ahora deben ser periodistas multiplataforma con varias habilidades centradas en un solo objetivo: la noticia.

6- Se egresan periodistas formados para que ellos decidan qué es noticia, cuando esta no es la única posibilidad de jerarquizar. Esta labor ahora es compartida con la audiencia y hasta con valores algorítmicos.

En Medios Digitales de El comercio buscamos curadores de información, especialistas en redes sociales, videorreporteros, editores de flujos informativos y productores de noticias multimedia. Todos puestos de trabajo que no tienen una formación en una universidad, sino que se forman en la práctica del trabajo diario. La universidad forma: redactores de periódicos, reporteros de televisión, cronistas de revistas y reporteros de radio.

Las noticias ahora son veloces, superficiales y superabundantes. La data commodity nos inunda y el ejercicio superprofesional de las noticias es muy necesario. Las investigaciones exclusivas, las crónicas de buena pluma, las fotos abridoras y los reportajes impactantes son más valiosos que nunca para lograr información premium. Sin embargo todos estos géneros adquieren valor, si comprendemos que el periodismo ha cambiado.

Tal como lo describe Jean Francois Fogel y Bruno Patiño en su libro “La prensa sin Gutemberg” “Internet no significa un soporte más; significa el final del periodismo tal y como se ha vivido hasta ahora”. Entonces las facultades de comunicación tienen que cambiar.

En un ensayo de Sala de Prensa escribí algo más sobre el tema: Internet y la Transformación del Periodismo

periodista2

Lo que nos debe quedar claro, a estas alturas del camino, es que en estas épocas de web 2.0 las empresas que han tenido éxito tuvieron que renunciar a alguno de sus principios esenciales en el mundo físico y escribal. Acá algunos ejemplos:

Wikipedia renunció al control editorial central y se la entregó a los usuarios, Napster renunció a la idea del catálogo musical único, para reemplazarlo por los playlist de millones de usuarios, Google renuncio a los grandes clientes y optó por los pequeños anunciantes a través del Adsense (hasta que compró Doubleclick) y Amazon renunció a contar con un establecimiento físico y optó por un exposición de libros casi infinita en la red.

Entonces ¿A qué debe renunciar el periodismo para intentar tener éxito en la web 2.0?

1.- Debe renunciar al ser el único que jerarquice la información. Ahora los usuarios, el tiempo, o hasta un robot algorítmico, pueden también hacerse cargo de ese trabajo. Ejemplos como Digg nos han enseñado que los usuarios también pueden decidir su portada. También están los blogs y Twitter que nos han aleccionado que ahora la información más importante es la última publicación. Mientras que Google News, con su algoritmo, nos ha entregado una nueva portada de noticias definida por un robot.

2.- Debe renunciar a la alerta informativa. La información de último momento, antes patrimonio de la radio y la televisión en vivo, ahora es propiedad de los usuarios a través del Twitter y el Facebook. Ni la red de periodistas en calle más grande del mundo podrá con la cobertura que realiza cualquier persona con un celular multimedia y una conexión a Internet.

3.- Debe renunciar al acceso exclusivo a la información. Antes los periodistas tradicionales eran profesionales privilegiados que podían llegar a información exclusiva, en un mundo de escasez. Ahora con la red, cualquier persona puede acceder a documentos públicos, fuentes de información, hemerotecas, bases de datos, videotecas, entre otros muchos tipos de información de acceso público, a través de Internet. Ahora los periodistas tienen que ser expertos navegadores en un mar de información.

4.- Debe renunciar a ser los únicos privilegiados de publicar noticias. Ahora los periodistas deben entender que lo que ellos definían como lectores, televidentes u oyentes, ahora son usuarios, y aún más que eso, son ‘prosumidores‘: productor y consumidor de información. Ahora los blogs son una fuente inagotable de información noticiosa creada en muchos casos, no por periodistas, sino por usuarios.

5- Debe renunciar a la exclusividad de una noticia en un medio. Parte de la cultura de la información en Internet está en el compartir y redefinir la información permanentemente. Las noticias deben ser para compartir siempre. El periodista debe ambicionar que su noticia sea linkeada, retwitteada, googleada, indexada, recomendada y hasta copiada en cualquier otro medio o plataforma (respetando siempre la fuente de la noticia). La noticia debe trascender a su propio medio de publicación.

En esta parte me tocó preguntar a mí y la pregunta a Pepe Cervera fue alrededor de si la prensa en papel va a desaparecer, tal y como la conocemos. Mi planteamiento va por el lado de que si en la red se está buscando crear contenidos de calidad para cobrar por ellos, dejando atrás la etapa de información común y compartida en la web (commodities), entonces ¿qué lugar en el mercado van a ocupar los diarios impresos?

La respuesta de Pepe, ex director adjunto del diario gratuito español 20 Minutos, me pareció genial: “A largo plazo el papel deberá hacer valer sus puntos fuertes: el papel es económico, funciona en el trasporte público, se puede distribuir de manera muy económica, y mira, que cosa más tonta, el papel lo dejas caer y no se rompe”.

Este punto que toca Pepe me parece trascendental para entender el futuro de la prensa en papel, tal y como se le conoce. El impreso deberá buscar su nuevo sitio en el mercado en base a sus características físicas, mientras la Internet se hará cargo de la información generalista, dado su alcance global.

periodistaq

Teóricamente, en un mundo ideal, crear una redacción integrada parece algo práctico y viable, sin embargo la realidad profesional de los periodistas no permite que una integración sea tan simple.

Uno de las principales dificultades para integrar a una redacción es el perfil profesional que debe poseer este periodista. Acá algunos factores determinantes para cambiar los procesos de trabajo de un periodista tradicional:

– La rutina de trabajo: Los periodistas que tiene como fuente los diarios impresos están acostumbrados a trabajar con una hora de cierre. Sin embargo, la web no tiene cierre y requiere un trabajo de redacción constante. Ya no se puede acumular comisiones y escribir todo a último momento con el cierre encima. El cuadro de comisiones debe ser confeccionado para que el redactor primero escriba para la web y luego para el diario impreso.

– El uso de los recursos: El periodista debe entender que se debe aprovechar, de manera multimedia e hipertextual, todos los recursos informativos que maneja. Todos los elementos que manejar para la construcción de la noticia pueden ser utilizados en la web: si graba una llamada, subir el audio; si revisa un documento, colocarlo en PDF; si examina una página web, publicar el enlace; si hace una entrevista, grabar un video y subirlo a la web. Así, el proceso mismo de construcción de una noticia se ve reflejado en un sito online.

– Periodistas multitalentos y multitasking: Los periodistas ya no solo pueden ser redactores o reporteros, ahora deben fusionar el manejo textual con el multimedia. Deben manejarse tanto en el plano impreso, como el audiovisual. Deben ser capaces de grabar video y audios además de editar este material.

– La interacción con los usuarios: Los periodistas no pueden sentarse a escribir una nota pensando en un lector imaginario. Ahora existen variadas herramientas para medir la opinión de los usuarios como son los blogs, foros, encuestas y grupos de usuarios. Antes de escribir una nota se deben conocer las impresiones de los lectores a los que uno se dirige.

– Redacción con velocidad y precisión: Los periodistas deben tener una redacción para la web, que prepondere la velocidad, bajo un modelo muy parecido al trabajo de agencias. Una redacción precisa que informe de manera breve y directa los acontecimientos para la web. Los sitios online requieren redactores de reacciones rápidas en la publicación de noticias.

– Nuevas formas de evaluar las noticias: Los redactores deben comenzar a valorar la información en función a su urgencia. Noticias de alerta, noticia informativas de dominio público, primicias y análisis. Deben entender cuando una información puede ser brindada para la web y cuando buscarle un nuevo ángulo analítico y creativo para el impreso. No es lo mismo escribir para la web que para el impreso.

Finalmente, los periodistas deben entender que una plataforma no los hace un tipo de periodista (televisivo, radial o impreso). Internet no está determinando un nuevo tipo de periodista que trabajará exclusivamente en red, sino está determinando el cambio de la profesión en sí misma. Ahora los periodistas deben comprender que no trabajan para una plataforma sino para una marca informativa, más allá que su nota salga en un periódico, celular, televisión o web.

Acá les dejo una historieta que refleja  la coexistencia  de la prensa en papel y en línea del impreso  (sacado de Publishing 2.0).

eqwe306-7619991ewew20306-7385651 – ¡Vaya a nuestro sitio web!
– “Estos días los periódicos están entre la espada y la pared”

selector1

La web que dirige Gumersindo Lafuente (ex Edmundo.es) acaba de lanzar su “selector de noticias”, mediante el cual, se puede acceder a una serie de enlaces de noticias escogidas por un selector staff de ¿periodistas?. Lo interesante es que te permite personalizar la selección de links en función a tus necesidades, al mejor estilo de Google News .

Lo interesante de este selector de noticias es que si bien se ha utilizado una forma de presentación de noticias tipo Google News, han reemplazado al robot y sus algoritmos, por los periodistas y sus criterios. La pregunta es ¿Es posible que un equipo de periodistas pueda competir con un algoritmo de Google?, se que esa no es la intensión de Soitu, sino, más bien, tener una parrilla de de enlances seleccionadas por una comunidad informada (en este caso una comunidad de periodistas, blogger, geeks).

La idea de que las páginas web no dediquen a su equipo a producir noticias, sino más bien a seleccionar enlaces de noticias de otros lugares es un camino que debe ser visto con mucho detenimiento. El futuro de muchos medios de prensa en Internet está en ser grande distribuidores de información, antes que creadores o productores de noticias. ¿Para que escribir una noticia que ya otros sitios tienen?, mejor entrégale el enlace al usuario.

Enlace recomendado: 

– Nuevos algoritmos para los medios informativos: Periodista21

– Tutorial del Selector de Noticias de Soitu.es

Sigue a Diego “El Invasor”