You are currently browsing the tag archive for the ‘crisis’ tag.

gadget_man

Conversando con un par de amigos que trabajan en el campo del periodismo digital (Mancini y Cervera) llegamos a la conclusión de lo difícil que es conseguir un profesional de las comunicaciones con perfil digital.

Es muy arduo hallar un comunicador que sepa de periodismo, que entienda de navegación avanzada en Internet. Que sepa algo de flash, de gadgets, de mash ups, de video y de fotografía. ¿En que universidad forman un profesional con este perfil profesional?

Medio en broma, medio en serio, decíamos que sería ideal poner un aviso diciendo: “Se necesita un periodista modelo Blackberry Bold” o “Se necesita comunicador tipo Mac” o “Se necesita publicista estilo Palm Pre” todos con la advertencia: “Abstenerse profesionales Nokia N90”.

Cuando decíamos esto, no nos referíamos a periodistas que sepan manejar estos aparatos, sino a profesionales capaces de manejarse en multiplataformas con un estilo de navegación y compresión de la red de una manera determinada. Un diseñador de flujos de trabajo informativo con un estilo determinado del uso de las herramientas de Internet. Así de precisos nos gustaría ser en nuestros pedidos de búsqueda, pero, finalmente, nos contentamos con encontrar profesionales de la comunicación con una navegación medianamente experta.

Acá les dejo una lista de lo que yo busco de un periodista digital:

Periodistas precisos y veloces:
Se necesitan redactores que escriban rápido y bien. Que prácticamente sean capaces de redactar en limpio para poder publicar su información lo más velozmente posible en la web. Un periodista que escuche, escriba y evalúe la información a la vez, para publicar cuanto antes.

Periodistas con conceptos de jerarquización on line:
Profesionales que sean capaces de determinar que es noticia de manera on line. Que puedan corroborar información noticiosa del momento con una navegación especializada. Que puedan evaluar noticias de la televisión, radio, cables, redes sociales, blogs y foros, y determinar que es lo importante y que lo interesante, para la portada de una web.

Periodistas con sensibilidad interactiva:
Un hombre de prensa que produzca contenidos con la intención de buscar interacción con los usuarios. Que sea información que intente conversar con los navegantes, ya sea con comentarios, encuestas o pidiendo fotos y videos, para posteriores publicaciones.

Periodistas especialistas en herramientas en red:
Un profesional que sepa encontrar herramientas en Internet que puedan ser aplicadas a las noticias que se publican. Que conozca de gadgets, widgets, mush ups y hasta apis. Que sea capaz de armar un Google Maps con actualizaciones, que pueda componer videos y slideshows de fotos de otras plataformas o integrar un Twitter en la home de una web.

Periodistas especialistas 3.0
Un periodista que conozcan donde están los contenidos de los usuarios. Que tengan el olfato para poder llegar a las plataformas, en donde las personas están opinando, produciendo o denunciando. Qué sepan moverse en YouTube, Flikr, Twitter, Facebook, blogs y cualquier plataforma en donde los usuarios produzcan información.

Periodista multimedia
Un profesional que pueda manejarse en distintas medias y sepa interpretarlas. Un periodista que pueda manejarse en video, audio y fotos.

Finalmente lo que se quiere es un profesional multitalento, con un sentido común, creado en la convivencia en la red, ya sea un nativo o migrante digital. Un periodista que pueda manejarse en todos los campos dichos anteriormente con solvencia y de manera natural, en función de las noticias.

newspaper_business_internet_411885

Los periódicos están más desorientados que nunca sobre cómo generar dinero en Internet. Por un lado, año a año, los diarios impresos pierden dinero de manera incontrolable y por otro, si bien los periódicos en Internet siguen captando audiencias, no han logrando generar ganancias significativas con la publicidad. El mejor negocio del último siglo, los periódicos, está en peligro, y los dueños de los medios ven en Internet su única salida.

La cuestión está en que si bien el modelo gratuito ha atraído a muchos usuarios, este no genera grandes ganarías por los bajos costos de la publicidad. Ante este dilema, la idea de cobrar por contenido vuelve a aparecer, con un nuevo disfraz, como son los micropagos propuestos en el Times en su edición de febrero del 2009 o el replanteamiento del New York Times para cobrar por contenidos.

Sin embargo, como indica Pablo Mancini en su post de Modelos Productivos, ¿cómo intentar cobrar por contenidos en Internet cuando los procesos de producción de contenidos para Internet no están consolidados?

Conversando con Pepe Cervera, de la escuela de 20minutos.es, él indicaba que no se puede intentar cobrar por los mismos contenidos que antes estaban gratis. Indica que antes se debe mejorar la información periodística en Internet.

Su propuesta está dirigida a no cobrar por contenidos, tipo commodity, que son absolutamente estándares y que se pueden obtener de cualquier web. La idea es lograr producir contenidos periodísticos de calidad que respondan a las necesidades de los usuarios de Internet.

Un concepto muy bien acuñado por Chris Anderson en su último libro Free, es que se deben generar contenidos “freemiun”. Es decir, captar a la gente con información “free”, en los cuales se puede vender publicidad, pero cobrar por contenidos especiales y más avanzados, que también generen ganancias. Es decir, acercarnos a los modelos de Wall Street Journal y Financial Times, pero con la diferencia es que si bien nuestros contenidos no generan negocios, sí pueden generar la atención

Para lograr esto, entonces volvemos a lo que dice Mancini: debemos preocuparnos por los modelos productivos antes que en los modelos de negocios. Es decir las organizaciones periodísticas deben comenzar a invertir en sus redacciones web o redacciones integradas para producir mejor información para la web.

Como una vez dijo Miguel Angel Bastenier, editorialista del diario El País de España, ante periodistas del diario impreso de El Comercio: el lado positivo de la crisis de los medios es que la única salida es invertir en más periodistas, que generen agenda, con contenidos especiales y exclusivos.

Es decir que se invierta en coberturas periodísticas en Internet con las características del medio como es la multimedialidad, hipertextualidad y sobre todo la interactividad.

Sin embargo, les dejo una duda existencial: si se comienza a invertir más en las coberturas en Internet con exclusivas, análisis, reportajes y columnas de opinión en plataformas multimedias e hipertextuales, que produzcan interactividad con los usuarios, ¿Qué le queda para ofrecer al impreso, si ya todo lo dio la web? ¿El construir el modelo económico de los medios en la Internet, a largo plazo también no significa el fin de la prensa en papel?

Ilustración: Rex May

Post Relacionados:

– La clave es la publicidad, no es el pago de Juan Varela en Periodista21

Una clase práctica contra los muros de pago de Jeff Jarvis de Buzzmachine

Chris Anderson y los debates por el modelo “Free” de Rodrigo Orihuela de Amphibia

El editor del Financial Times asegura que los grandes medios cobrarán por sus contenidos en la red en menos de un año. Artículo de El País de España.

robertocarlos

Estaba leyendo el post de Juan Varela en soitu.es “Periodistas en Crisis”, sobre una manifestación de periodistas debido a los riesgos de la profesión, acentuados ante la crisis económica. Juan, una vez más, hace hincapié en que los periodistas tradicionales están buscando soluciones a la crisis de la profesión por el camino equivocado.

“Pero el verdadero problema del periodismo anida en ese factor: su cada vez menos relevante papel en el espacio público y la banalidad y redundancia de una gran parte de sus contenidos, medios y propuestas”, señala.

En el Perú, los periodistas saben que algo está pasando, pero aún así, intentan ignorar esta crisis profesional. Algunos ya se sobresaltan ante la aparición de extrañas herramientas en Internet (como blogs, Twistter o maps), sin embargo, creen que sus puestos de trabajo siguen estando asegurados pues ellos siguen siendo los grandes informadores en medios portentosamente tradicionales.

Alessandro Baricco en su libro “Los Barbaros” hace una descripción de cómo los mutantes están ganado terreno y pone como ejemplo el fútbol. En su libro cuenta una historia sobre como él cuando jugaba fútbol era un recio defensa que nunca se movía de su posición y que siempre celebraba los goles sin pasar la mediacancha. Contaba que siempre estaba acompañado de un delantero rival, el que frecuentemente intentaba atacar por el mismo lado. Sin embargo, algo sucedió. Un día le pidieron que se adelantara, que desbordara y que metiera goles si era posible. Además ese delantero rival ya nunca estaba en una sola posición, haciendo su trabajo más difícil. Pronto ya no había un solo creador (el 10) sino todos creaban y todos destruían. El ser defensa ya no solo significaba defender. Era el fútbol total de los holandeses. Si a eso le sumamos la espectacularidad, debido a que ahora el futbol está pensando en función al público, el círculo se ha cerrado, los barbaros han llegado.

Este ejemplo que da Baricco deja en claro algo, los periodistas ya no solo deben ser redactores o reporteros o editores de texto o fotógrafos o correctores. Los periodistas queremos ser el recio Chumpitaz pero debemos ser el espectacular Roberto Carlos. En los periódicos siempre escucho esta frase a los redactores: “a mí me pagan para escribir”. Gran error. A ti te pagan para ser periodista, más allá de la plataforma.

Además los periodistas siempre creen que son los dueños de las fuentes y las primicias. Pero eso no es cierto desde hace ya diez años, pues los usuarios son los dueños de los medios. Son los que tiene la información a la mano y no necesitan que un periódico de la información al día siguiente para que exista una noticia. Los periodistas les siguen dando la espalda a sus lectores (la sección “cartas al lector” no es una buena forma de interactividad) y aún creen que pueden vivir así.

Ejemplo:
Un periodista llega hasta Chosica y es testigo de la caída de un huaico:

¿Qué hace un periodista digital?

– El periodista lanza una alerta en Twistter por su celular (que es un super Blackberry)
– Luego manda un párrafo escrito en su celular, para una primera nota en la web
– Después toma una foto y la publica en la web desde su celular.
– Habla por teléfono con la redacción y da detalles del evento (tras conversar con testigos) y así otro redactor amplían la nota en la web.
– Luego graba un video de 30 segundos (puede hacer hasta un stand up) y lo manda por celular.
– Luego ve en su celular las reacciones de los twitteros y uno le indica que kilómetros abajo el tránsito ha sido detenido por una roca gigante.
– Se traslada a la zona toma otra foto, la manda a la redacción.
– Habla con la redacción para hacer una nueva ampliación de la información (tras hablar con fuentes oficiales).
– La redacción convoca a los usuarios de la web a que manden fotos y videos de los bloqueos de la carretera por los huaicos. Se publican más fotos y videos.
– El periodista regresa a la redacción escribe una nota para la versión impresa. La nota la levanta por la falta de previsión de las autoridades municipales ante la temporada de huaicos.

¿Qué hace un periodista tradicional?

-El periodista toma nota en su libreta, mientras su fotógrafo saca fotos
– El periodista conversa con testigos
– Lo llaman del diario le dicen que en la radio han informado que una roca está bloqueando la carretera. Se traslada a la zona
– Conversa con fuentes oficiales mientras su fotógrafo toma fotos
– Lo llaman de la web para que de detalles del evento para sacar una nota. El dice que no tiene tiempo que lo llamen después (está hablando con sus fuentes).
– Llega a la redacción. La web ya publicó la nota contando que “una roca bloqueó la carretera tras un huaico”, con información sacada de la televisión y la radio. El periodista escribe su nota para la edición impresa que sale mañana y también cuenta que “una roca bloqueó la carretera tras un huaico”.

¿Algo más que decir?…

Sigue a Pedro “El Barbaro”

Sigue a Diego “El Invasor”