You are currently browsing the tag archive for the ‘participación’ tag.

Ante cada acontecimiento, el flujo informativo en la red es tan abundante, que la selección de la información es un acción imprecindible dentro de una redacción periodística. Sin embargo, lo que se debe entender de manera clara es que este flujo informativo no es, mayormente, de data nacida en los medios de comunicación, sino en la propia audiencia.

Una noticia produce: videos, posts, fotos, tuits, retuits, actualizaciones de estado, enlaces, recomendaciones, calificaciones, comentarios, entre otra muchas formas de contenidos de Internet. Muchos de estos producidos y compartidos por la audiencia en una viralización infinita. La cuestión es cómo sacar provecho a toda esta data creada a gran velocidad y cantidad. La selección y el profesional de la selección se vuelve impresidible en una redacción periodistica. Es en este espacio donde nace el ‘Data Curator’

“Un curador es quien selecciona obra y la pone en escena en un museo o galería”. En el plano digital la labor esta basado en la selección, rediseño, remixeo y presentación del elemento informativo en una nueva puesta en valor.

Tal como lo describe Francis Pisani en un artículo publicado en el diario Clarín: “La curaduría puede recurrir a los algoritmos, a la web semántica y a la inteligencia artificial para ofrecernos un contenido susceptible de cautivarnos más, pero resulta mucho mejor cuando se beneficia de la capacidad de discernimiento humana”.

En la experiencia creada, a partir de Reportuit de Perú.21 (proyecto en el que participe en su concepción),  uno de los puntos fundamentales es el papel del productor de noticias: un agregador humano con sentido periodístico que busca, elige y presenta noticias a partir de la información creada por cualquier persona en una plataforma como Twitter (sin descartar otras redes sociales como Facebook o YouTube).

Tal como lo describe Pablo Mancini en Amphibia: “A mayor abundancia informativa, mayor necesidad de selección” y ante esta saturación de data una buena selección puede ser hasta más valiosa que la producción de contenidos originales.

La idea fundamental es encontrar un discurso periodístico a partir del discurso ciudadano. Es decir poner en valor y difundir en un medio digital información ya publicada por una persona en una red social o plataforma. Tal como cita Pisani: “Li Pariser, autor de “La burbuja de los filtros”, subraya la supremacía del hombre (todavía) sobre las computadoras : porque anticipa, arriesga, tiene visión de conjunto, aprecia el valor de las cosas independientemente del tráfico que suscitan”

Además hay que tener en cuenta que curar información en el plano de la red es compartirla, de alguna manera. Esto quiere decir que los prosumidores al momento que comparten una foto, video o enlace en su cuenta de Twitter y Facebook ya está haciendo una selección previa. Y no hay mejor espacio de filtro y selección que la de un hashtag creado por un usuario de Twitter, por ejemplo.

Es en este espacio donde el data curator trabaja. En la curaduría de la curaduría. En la selección profesional de información nacida en la audiencia. Audiencia participativa y seleccionadora.

Nota aparte:  Y  para que quede claro,  periodismo ciudadano en Internet no es pedir que la audiencia te mande fotos, textos y videos para que el medio en su inmesa bondad la publique.  Periodismo ciudadano en la red es la selección, curaduría y agregación de contenidos ya publicados por la audiencia en la red y puesta en valoren un medio por un periodistas-curador.

Durante varios años uno de los grandes errores de los medios de comunicación tradicionales en Internet, sobre el uso de información producida por los usuarios, ha sido esperar que su público le envíe información. Los medios es su gran arrogancia, pensaron que los usuarios los utilizarían para lanzar información producida de manera “amateur”.

Muchos proyectos de periodismo participativo siempre tenían como premisa el slogan “envíanos tus fotos”, “mándanos tus videos”. Estás eran las respuestas de los periódicos en Internet ante la apertura del “periodismo ciudadano”. Uno de los pocos espacios exitosos que encontraron los medios para lograr la participación de la audiencia fueron los comentarios, los que han evolucionado hasta lograr una integración con las redes sociales.

Sin embargo, los medios no se daban cuenta que la gente ya estaba participando, con información de todo tipo, a través de plataformas como blogs, YouTube, Twitter y Flickr. Las personas en su propia inteligencia y estupidez comenzaron a colgar todo tipo de materiales, desde los más banales hasta los más informativos.

Los medios comenzaron a quedar al margen de toda esta información creada por la audiencia por varias razones: por subestimarla, al creer que era información social y no noticiosa. Por devaluarla, al creer que la información lanzada no era profesional. Por ignorarla, al ni siquiera saber de su existencia y dinámica.

Como ya dije muchas veces, la profesión del periodismo está en franca mutación y una de estas modificaciones es entender como trabajar la información producida por la audiencia. La respuesta es fácil. Seguir haciendo periodismo para transformar esta información en reales noticias de interés. Es en este camino que en el equipo de Medios Digitales de El Comercio hemos creado ReporTube, un diario hecho 100% con YouTube (Mancini dixit).

¿Para qué esperar que la audiencia nos envíe videos si ya los cuelgan en YouTube? Esta es la premisa de este proyecto de videorreporterismo participativo. Lo que hace “ReporTube” es ser un selector, agregador y tag de videos ciudadanos de interés noticioso. En ReporTube trabajan dos productores de noticias (data curators) que busca, encuentra, integran y presentan información. Además estos productores de contenidos no piden que la audiencia les mande video, sino solicitan que les avisen cuando ya han publicado en YouTube (con un hasgtag, mail, o YouTube Direct).

Un caso similar es el que está reproduciendo Perfil de Argentina con “140” , un diario hecho 100% con Twitter. En este sitio la premisa es la misma que la anterior. Se produce tanta información noticiosa a través del Twitter que es imposible mantenerse ajena a esta. Funcionarios públicos, actores, cantantes y ciudadanos en general comienzan a usar tanto el Twitter en Argentina, que es necesario un agregador de contenidos basados en esta plataforma de 140 palabras. Para este proyecto se cuenta con un equipo de productores de noticias que buscan, reúnen e integran la información nacida en Twitter.

A partir de estos dos ejemplos, ¿Por qué no plantearnos una portada de un medio tradicional creada con el flujo informativo de la audiencia? Videos de YouTube, fotos de Twitpic y Flickr, categorías basadas en hashtags, noticias de último momento con información de Twitter y flujos noticiosos basados en blog. Una portada paralela a la creada por los periodistas, como un espejo ciudadano de las “noticias profesionales”

Cómo ven estos dos ejemplos son claras respuestas para delinear el camino que debe seguir el periodismo tradicional ante la consolidación de la información creada por la audiencia. El periodismo participativo o ciudadano, no lo construyen los usuarios sino los periodistas.

Estas semanas he estado inmerso en la creación de Reportube, un proyecto de la Gerencia de Medios Digitales de El Comercio. La idea es utilizar la nueva herramienta YouTube Direct para lograr la participación de los usuarios, a través de videos.

En este proyecto hemos abierto nuestra convocatoria, no solo para el uso de la herramienta de YouTube, sino también para buscar la capacidad de los usuarios de enviar sus propias iniciativas. Además nuestra intención es lograr ubicar a videorreporteros por todo el mundo, que puedan colaborar de manera profesional con la web de El Comercio.

El tema de la participación de los usuarios dentro de las páginas web de medios de comunicación no es para nada nuevo y es una tardía reacción de los medios tradicionales a las tendencias naturales de la web 2.0.

Lo que hace la diferencia es que, una plataforma como YouTube, realiza esfuerzos para que los medios tradicionales tengan las mayores facilidades técnicas para lograr la participación con video de su audiencia. Es algo así, como servirle la mesa a los viejos medios para que intenten entender las nuevas filosofías sobre colaboración y código abierto, en favor de la noticia.

Los medios tradicionales tienen que entender ahora que ya no es momento de desarrollos propios tecnológicos. Esa etapa, en muchos casos, ya pasó, pues estos desarrollos están muy lejos de su alcance. Hoy es el momento de los APIs. De la aplicación y personalización de desarrollos ya creadas por plataformas especializadas. Tecnología de otros para sus noticias.

Ahora los medios tradicionales no deben preocuparse del cómo funciona, sino para qué funciona. En el caso de YouTube Direct, tienen que pensar en para qué usar  “una caja” que permite la participación en video de los usuarios de un medio tradicional por Internet.

Participación que permitirá tener la opinión audiovisual de la audiencia así como sus producciones en video.  Y participación que hará que los medios tengan acceso a  la más grande red de reporteros audiovisuales alguna vez pensada.

Noticias ciudadanas, como complemento y hasta protagonistas de la información en un medio tradicional en Internet y con la tecnología de YouTube, la más grande plataforma de video participativo del mundo.

Está es la convocatoria de ReporTube:

Sigue a Diego “El Invasor”