You are currently browsing the tag archive for the ‘tags’ tag.

1- Su permeabilidad al cambio

En la película Boogie Nigths (Paul Tomas Anderson) hay un instante en que el cineasta Jack Horner recibe una propuesta de su productor: hacer películas en video y no más en film (era 1979) ¿Las razones? Su realización es más barata, no dependen de las salas de cine y tienen una distribución masiva a través de las videocintas. El director aborreció esa propuesta. Él era director de cine. Él contaba historias en película. Él no hacia videos caseros. Él quería a la gente sentada en una butaca y no depravados en la intimidad de un cuarto. La posición de Horner me hizo recodar la postura de muchos periodistas de esta década. “¿Vienes a mi casa a hablar de futuro?”

La industria de la pornografía tuvo su auge en los ochenta gracias a la videocinta. La películas porno perdieron salas de proyeccción pero ganaron consumidores directos. Con la aparición de Internet pasó lo mismo. Rápidamente  adoptó la red como suya. Era más íntimo y privado y su distribución aún más directa. Primero distribuyeron fotos, luego videos y ahora hasta video en vivo. La industria de la pornografía asume los cambios tecnológicos como una oportunidad para una nueva distribución con un mejor modelo de negocio. Mientras tanto, la industria del periodismo ve a la Internet como un obstáculo y un productor de crisis permanente.

2- Su sistema ‘Freemium’

El porno siempre supo cómo cobrar por sus contenidos y fue modificando sus sistemas en función de los cambios en la red. Primero todo era por pago. En un espacio donde casi todo era gratuito, la industria de la pornografía siempre cobraba por fotos y videos. Épocas de los programas para bajar y los pop ups interminables.

Con la aparición de YouTube y los videos streamings, la pornografía tuvo que adaptarse al cambio. La gente podía subir sus videos de manera gratuita, entonces debían encontrar una nueva solución. Ellos decidieron ofrecer fragmentos de video gratis y entregar toda la escena por pago. Con la aparición del HD, su oferta premium pudo surtirse más. Ahora diferencian los videos de baja y alta calidad. La teoría ‘Freemiun’ de Chris Anderson en su máxima expresión.  La pornografía es más grande en ganancias que los réditos combinados de compañías como: Microsoft, Google, Amazon, eBay, Yahoo! , Apple, Netflix y EarthLink. Vean los cifras de esta industria en Internet.

El periodismo intenta encontrar un modelo de negocio y el ‘Freemium’ es una gran opción. Cobrar por acceso a contenidos exclusivos manteniendo una franja gratuita de información noticiosa commodity. El problema es que el periodismo no sabe aún qué contenidos deben ser de libre acceso (Jeff Jarvis y su economía de enlaces) y cuáles por cobro (Murdoch y The Daily).

3- El ser profesional y amateur

Con la aparición de las páginas de videos gratuitos y con la posibilidad de subir contenidos por parte de los usuarios, aparecieron los videos no profesionales. Cualquier persona podía hacer su propia película porno. Es en ese momento que la industria de la pornografía abrió sus esquemas de producción a los videos amateurs. Comenzó a combinar en Internet los video profesionales con los caseros en una convivencia permanente.

En el caso del periodismo, se ha demorado mucho en valorar los contenidos creados por los usuarios. El entender que las noticias ciudadanas pueden convivir con las noticias de periodistas ha sido un trauma difícil de asumir. La aparición de los blogs, Youtube, Flickr y Twitter ha permitido una participación de los usuarios en las noticias que es difícil de adoptar por parte de los periodistas y los medios de comunicación, todavía en la actualidad.

4- Su tiempo real

Los primeros que usaron como negocio el video en tiempo real fueron las páginas webs porno. El ‘real time’ casero ha sido su mejor adopción. El video streaming en vivo es el siguiente paso para el periodismo, que intenta ser tan de último minuto como la radio y la televisión en vivo.

5- Su arquitectura de la información

La páginas webs creadas por la industria pornográfica son un ejemplo de distribución eficiente del contenido. Si miran con detenimiento los sites como los de CNN y Newser, se darán cuenta que están absolutamente inspirados en la presentación de contenidos audiovisuales de webs de pornografía gratuita.

La reclasificación de contenidos “por lo último”, “lo más rankeado”, “lo más comentado” son posibilidades para reagrupar un grid que puede presentar material audiovisual hasta en 24 recuadros.

Las recategorizaciones de los temas, la posibilidad de que los usuarios intervengan en los tags y la apertura a nuevas clasificaciones temáticas es lo que ofrecen las páginas webs pornos dentro de sus homes. Tienen una idea clara de que las nuevas distribuciones de contenido ofrecen una forma de navegación ordenada para los usuarios.

Las web de los periódicos siguen utilizando una categorización de contenidos basado en la jerarquización de los diarios impresos. Notas abridoras y notas secundarias son las homes de medios tradicionales como El Mundo, El País o el New York Times. El riesgo por una jeraquización basada en los gusto de los usuarios y con prioridad en el material audiovisual es una posibilidad que los medios deberían ir tomando en cuenta para una home. Una portada web de jerarquías flexibles e impactantes con una oferta múltiple y con remixeo (¿Algorítmico?) permanente del orden de los contenidos. Más parecido a YouTube que al periódico de la mañana.

¿Que debe aprender el la industria del periodismo de la industria de la pornografía? Su apertura al cambio, la permanente adaptación del modelo de negocios y la flexibilidad de su arquitectura informativa.

Anuncios

Hasta ahora me sigo preguntando por qué no existe un agregador de noticias peruanas. Es momento de un Huffington made in Perú. Acá los medios en Internet siguen preocupados en la creación de contenidos y la actualización permanente sin tomar en cuenta la importancia y valor de los enlaces. Cómo dije en un post anterior la taxonomía es más importante que el rediseño de una web y ahora diré que la  selección es tan importante como la creación.

Estamos en un nuevo espacio noticioso donde la superabundancia de información es obvia. Ante esta situación la selección y recomendación profesional de información adquiere una relevancia clave en el periodismo. Los nuevos editores tienen que saber seleccionar información tanto propia como ajena.

Siempre me he preguntado por qué los presentadores de Canal N citan la web de El País de España para dar una noticia sucedida en Australia (por poner un ejemplo). Ahí existe una selección errada pues pudieron haber citado al Sydney Morning Herald de Australia. Asimismo,  me he interrogado por qué es más lícito voltear una noticia escuchada en RPP o vista en Canal N, que colocar un enlace directamente de la noticia creada por la web de RPP o colocar el video de YouTube de la noticia difundida por Canal N.

Se imaginan una web que agregue noticias de Política de El Comercio, Correo, La República; Locales de RPP, Andina, La Mula, ReporTube; Deportes de El Bocón, Depor y Libero; editoriales de Fritz Du Bois, Alvarez Rodrich, Tafur y Lauer; Internacionales de El País, El Mundo, The Guardian y Le Monde. Videos extraídos de YouTube de Canal N, Canal 4 y Canal 2; opiniones de personalidades vía Twitter, Espectáculos de Trome y Peru.com. ¿Es esto posible? Sí lo es.

Un periódico online generalista que se vale de la información commodity de todos los medios periodísticos y que selecciona las noticias más certeras y precisas. Una agregación profesional. Una visión de selección de un periodistas que conoce los gustos de la audiencia y entiende entre lo importante y lo interesante en la información.Ya sé lo que dirán. ¡Eso es un robo! ¡Parasitos!

Acá les dejo lo que dijo Arianna Huffington ante la acusación de Rupert Murdoch sobre que los agregadores “roban las noticias”

“Rupert Murdoch ha confundido la agregación con la apropiación indebida. Esto último va en contra de la ley mientras que la agregación, dentro del uso justo que las excepciones a la ley de propiedad intelectual ampara, es parte del ADN de la Red”, ha señalado Arianna Huffington

Lo que dice Arianna es que con esta política de los enlaces, los agregadores lo que han hecho es trabajar en los límites de los derechos de autor, con el fin de evitar la copia de contenidos. El enlace es una convención que previene la piratería de información.

Además hay que tomar en cuenta que en la agregación existe una personalización de los contenidos enlazados, tal como lo hace Newser. El título, la bajada y el primer parrafo pueden ser destacados y reeditados por un periodista, el que además puede agregar otros enlaces y material audiovisual que enriquezcan la noticias y su contexto. Todo esto se puede hacer con una agregación manual. Una agregación con intervención de un periodista que es un valor añadido mayor al robot de Google News, que hace una selección automática en función de un algoritmo. La cuestión es generar un valor añadido y la selección lo es.

¿Los agregadores son parasitos del periodismo? No, pues como difunde Jeff Jarvis en su teoría de la economía de los enlaces, lo importantes es enlazar y ser enlazados. Esto es lo que genera más audiencia. Este el verdadero valor de la red. Hay medios que suplican al Huffington ser tomados como fuentes para ser enlazados. El Huffington, un medio que ha logrado con su fórmula de agregación, superar en audiencia al Washington Post.

Ahora bien, seguro aparecerán los que digan que si todos seleccionan ya nadie creará contenidos y eso es un error garrafal. La formula es la siguiente “enlazar + crear” o cómo dice Jeff Jarvis: “Haz lo que mejor sabes hacer y enlaza lo demás”. Los medios en Internet tienen que saber usar sus mejores balas en la creación de contenidos creativos y de gran atracción para su audiencia. Se debe pensar en cubrir una noticias con un ángulo tan interesante que pueda ser enlazado por muchos medios y por la propia audiencia.

Bajo este concepto se puede tener una redacción pequeña de contenidos generalistas apuntada a la agregación de noticias. Esto permitirá tener un flujo permanente de información importante pero commodity. Y además tener otro grupo de periodistas invertidos en la creación de contenidos propios que generen tráfico, marquen la agenda y produzcan reacciones y rebotes de otros medios. Si a eso se le agregan blogs de plumas importantes, que creen contenidos, por fuera sin estar en la redacción, y el impulso del periodismo participativo, se tendrá un web de noticias muy potente.

Esta es la formula que utiliza el Huffington Post y que amenaza hasta el propio The New York Times. Agregación + contenido propio + blogueros. ¿Quién se atreve a hacerlo en el Perú?

Cuando la gente me dice que elcomercio.pe ha hecho un rediseño, yo siempre les digo, que en realidad es más que eso. Es una reingenieria total. Es buscar una nueva forma de distribuir contenidos más allá del color amarillo de la portada.

El valor fundamental del rediseño de El Comercio no es el grid de portada, de nueve casilleros flexibles o la organización tipo blog cronológico o la comunidad en tiempo real.

El gran valor de esta reingenieria que ha sufrido elcomercio.pe está en la nueva forma de distribuir contenidos. Las épocas de las secciones en los periódicos ha ido a extremos sin límites y eso tienen que tener en cuenta todos los periodistas. Se acabaron las secciones como: Política, Ciudad, Economía y Mundo. Ahora estamos en la época de los tags.

Los tags son móviles, cambian permanentemente. Son específicos, versátiles y flexibles. Ahora se puede tener secciones (tags) como: “Beyoncé” “Bayly”  y “Universitario”. Es decir secciones con gran poder de transformación en función a la coyuntura del tiempo real.

Eso es muy importante decirlo. Vivimos las épocas del tiempo real, donde no se puede solo distribuir noticias con Secciones como “Espectáculos”. Tenemos que ayudar a los usuarios a encontrar y ordenar la información y los tags son el arma.

Miren bien la portada con categorías como “Blogs”,  “Gastronomía” y “Deportes”. Categorías que responde a los intereses de la audiencia. Muchos interpelan por qué no están las viejas secciones. La respuesta es fácil Ya no hay más secciones sino categorías construidas por los usuarios.

En la parte intermedia de la home de elcomercio.pe existen secciones tradicionales, pero con un añadido de tags, los que están en continuo cambio. Además está la distribución en la parte de abajo con “Temas”, Casos” y “Personajes”.

Con todo esto los periodistas que trabajan en Internet tienen que tener en cuenta que los tags de una nota son tan importantes como el título, la bajada y el texto. El saber qué los tags no solo determinan la distribución de la nota sino las búsquedas de Google.

Hay que destacar que el poder del tag está en el  reordenamiento de noticias y además en la forma de conglomerar una serie de links de varias notas relacionadas a un solo tema. Esto es lo que, finalmente, determina un valor muy alto en el ‘pagerank‘ de Google.

El tag es distribución, orden, link y tiempo real. Todo en una pequeña palabra subrayada: La raíz y matriz de la red.

Sigue a Pedro “El Barbaro”

Sigue a Diego “El Invasor”