You are currently browsing the category archive for the ‘En práctica’ category.

integrando

En estas épocas hablar del periodismo ciudadano, como un consolidado de periodismo: urbano, comunal y microlocal es absolutamente arcaico, dado el avance de las habilidades y posibilidades de los usuarios, en lo que se refiere al registro de noticias.

Las improntas de los smartphones y las plataformas como Twitter, Facebook y YouTube han hecho que la capacidad de registro de los usuarios se multiplique. Ellos, a su vez, han mejorado sus habilidades para grabar o fotografiar y compartir de manera inmediata. Esto ha potenciado a lo que se le llama “periodismo ciudadano”, a un nuevo nivel.

Este nivel es el que hace que no exista una noticia ocurrida en calle, que no tenga una versión ciudadana. Los usuarios de smarthphones se han transformado en potenciales corresponsales  de cualquier acontecimiento urbano.

Es más, con la aparición de Vine y los videos de Instagram el registro audiovisual se va a reproducir con mayor fluidez. Ahora no solo será fotos sino también videos. Y seguramente en futuro serán los streaming en vivo ciudadanos.

Ante esta situación los periodistas estamos comenzando aprender a integrar el trabajo profesional de los reporteros con la información amateur creada por los usuarios. Una nueva narrativa que ya no solo es textual, sino gráfica y audiovisual.

Herramientas como Storify, Covertlive y Scribblelive permiten trabajar noticias en un flujo (como Facebook), en donde se puede poner en marcha coberturas minuto a minuto integrando información nacida en el medio, así como noticias registradas desde la calle por los usuarios.

En América Noticias hemos comenzado a usar con fluidez Storify y la herramientas nos esta ayudando a hacer búsquedas en redes sociales en un solo entorno. Este uso nos ha enseñado a crear noticias en un consolidado de texto, fotos y videos, creados por los reporteros o por los ciudadanos, en un flujo noticioso continuo.

El futuro de la narrativa periodística, en medios digitales, estará más emparentada a este tipo estructuras, en donde se cuenta una noticia con diversas medias, en un flujo continuo y con fuentes profesionales y amateurs. Todo integrado.

Anuncios

Imagen

El diez es fragmentario, aislado y solitario.  Es Riquelme trotando la cancha como si la gloria, la hinchada, los compañeros y la vida, no dependieran de su jugada.  La única jugada.  Andando la cancha. Con ligereza, con estilo. Casi flotando sobre el césped. En diagonal, el ídolo de Boca, se acerca a su compañero y le pide la pelota.  La recibe.  Y con esa mirada en la espalda, la toca con el borde derecho del botín izquierdo poniendo el pie a 3 centímetros del suelo y  en un ángulo de 48 grados exacto para que el balón rebote con su chimpún y con una potencia media perfecta haga una rosca magnífica. Una curva que es una elipsis en realidad, para que el balón corra y corra y llegue a su destino. El destino de todas las pelotas que salieron del pie de Riquelme. El destino del pase gol. El balón cruza en diagonal 25 metros, entre 3 jugadores y dos líneas de 4. El delantero quedó solo. Riquelme lo mira. Su trabajo es una obra de arte perfecta y efímera, que sólo será valorada si ese balón se convierte en tres letras unidas y gritadas.

No importa los otro nueve jugadores de campo que corren, retorna, presionan, incitan, hostigan faulean, tocan, proyectan, traban, destruyen, cortan, cruzan y cierran. Solo importa el ballet suave y lento y cadente (y decandente) de Riquelme, Zidane, Valderrama, Cueto, Maradona y Bochini. Solitarios del campo. Seres aislados y hostigados.  Acosados por la marca y por la insistencia para que marquen. Especialistas del toque, la rabona, el taco y el sombrero. Nada de lo que hacen es mediocre o mediano. Simplemente lo hacen perfecto. El pase largo en curva, el pase corto en diagonal. A tres dedos, con el empeine o con la parte interna. De bolea, contrabote y de cuchara. No saben jugar mal. Y sin embargo, son solitarios en la profundidad de su conocimiento del fútbol. Son intermitentes pues no siempre tiene el balón e inexistentes cuando se tiene que recuperar la pelota.

El genio es una luz solitaria en una cancha oscura. El 10 es esporádico  y oscilante en su brillo. El 10 conoce muy bien la mitad del fútbol, pero del resto, poco o nada.  El genio es perseguido, acosado, aislado y  presionado. Es arrinconado a las bandas, o empujado casi hasta la defensa. El 10 tiene que buscar espacios en la primera línea de volantes y esconderse como un mediocampista de marca. El creador tiene que vestirse como un extremo y usar su velocidad para desbordar. El enlace se tiene que contentar con meter goles y tocarla poco. Ser un segundo delantero a destajo. Un pasador y estorbo de la defensa rival. Ahí está Pirlo y sus pases kilométricos, Messi y sus diagonales desmedidas, Cassano y su regate cerca del arco y el pobre Baggio y sus segundos tiempo demoledores.

El 10 ve como los volantes mixtos nacen y renacen en la cancha mientras su raza ya está en vías de extinción. Los mixtos que crean medianamente bien, que quitan muy bien y que están en muchas zonas del campo. Ellos son las nuevas estrellas del fútbol moderno. Los Busquets, los Gerards, los Xavis, los Farfán. Los talentosos que decidieron trabajar, marcar, trajinar y regresar.  Los medianamente buenos en todo. La medianía los vuelve rápidos, colectivos, solidarios, ubicuos. La medianía hace de los mixtos expertos en nada y especialistas en todo.  Son los que juegan 90 minutos cada tres días. Los que nunca faltan en las dos áreas. Los que presionan y salen limpio.  Los multitalentos que cabecean bien, patean bien, marcan bien y arman bien. No son genios pero son generosos. Comparten su trajín y perpetúan su raza.

Los 10 en su profundidad y genialidad son discontinuos, aislados, mono talentosos, creativos,  sorprendentes e inspirados. Pero nunca previsibles. Son tan buenos que no sabemos cuándo aparecerán y menos dónde lo harán. Los mixtos son dinámicos, estudiosos, previsibles, planeados y obedientes. Son tan predecibles para entrenador que son perfectos para la táctica y el orden. La medianía les da velocidad y permanencia en el juego.

El conocimiento profundo de algo es una utopía y eso no lo saben los número 10.  Aun creen en la locura de pensar que podrán lograrlo. Que podrán adquirir el conocimiento máximo. Que lograran la jugada perfecta, el juego perfecto, la performance ideal. Que serán los mejores que alguna vez existieron,  con un talento único e inigualable. Ellos no saben ser alguien en la superficialidad. No creen en la experiencia y menos en el compartir su talento. No se ubican en la velocidad y son egoístas en el momento de repartir.

En este mundo de la información sin límite los que triunfan son los superficiales, que encuentra a gran velocidad lo que quieren.  Los medianos, que no son geniales pero son confiables. Los mixtos que saben hacer regularmente todo bien. Los velocistas que adquieren mas y mas conocimiento y están ávidos de aprender. Los multitareas que comparten su conocimiento para que otros, como ellos, aprendan mucho y más rápido.

El fútbol es una mala imitación de la vida. Un remedo fácil de nuestra existencia. Un espejismo turbio de nuestra realidad.

Pensemos en nuestra profesión ahora. Recordemos la clásica proclama de ¡Yo soy redactor!, que se escucha en cada nueva redacción integrada cuando le piden a un periodista tomar una foto. El grito “Yo solo tomo fotos” de cada fotógrafo sublevado que quieren obligarlo a hacer videos. El “Yo trabajo para el periódico” de los redactores valientes  que no quieren publicar en la web. En el cronista que se arrancaría los dedos antes de subir un tuit de 140 caracteres o del reportero que se desangraría antes de intentar transmitir en vivo con su celular.

La profundidad fue el hábitat de los periodistas. Ellos: los filtros de la realidad, los grandes contadores de los sucesos. Debían ser profundos, acuciosos, y detallistas a más no poder. No había espacio para la selección porque no había de donde escoger. Solo un dato único y escondido en las profundidad de una fuente.

El periodista siempre fue un 10. Un creador. Un talentosos de la investigación profunda. Un publicador que se ganó el ser arrogante en base a la exclusiva. ¿Podrán estos periodistas sobrevivir en un mundo de velocidad, superficialidad y medianía?

Yo creo que un hombre de prensa puede ser un periodista multitalento, un comunicador que abrace las tradiciones de la profesión pero con las nuevas técnicas del mundo digital.

leverage-online-journalism

¿Para quien trabajamos los periodistas en Internet? Las reglas en la red  son bastante distintas que en el resto de medios. La televisión cautiva a sus televidentes, que se concentran alrededor del televisor, lo mismo es el caso de la radio. Y con la prensa,  el hecho es parecido, pero aún más personal en el vínculo del lector con el periódico.

En los inicios de la Internet, la regla parecía obvia:  los usuarios se concentran alrededor de las computadoras.  Y sin embargo,  la  Internet no es un medio y como tal, está destinado a más acciones que la de solo emitir información.  Entonces, la relación entre la audiencia y el acceso a las noticias es muy diversa.

Todo esto no solo por las distintos sitios y plataformas (blogs, redes sociales, agregadores) que existen en la red, sino también por los diversos dispositivos (tablets, smartphones, smartTV). Un periodista que trabaja en la red debe entender que su audiencia llega a través de tres grandes fuentes:  La dirección (home y url), redes sociales (Facebook y Twitter) y Google.

Google es como una gran puerta trasera que, poco a poco, se transforma en la puerta principal. Es decir, la audiencia ya no solo entra por la home de una web de noticias (como la portada de un periódico) sino directamente a través de las noticias. Colocan ‘Benedicto XVI’ en Google para encontrar las notas de la renuncia del papa. Esto hace que las redacciones web comiencen a abocarse a trabajar en la capacidad de ser detectados por el gran robot de Google y su sistema algorítimico de indexación (pagerank)

Google ha transformado la manera de redactar en Internet y además ha agregado otros elementos fundamentales en la producción de las noticias, como son los tags y los enlaces. Si no vas a poner tags y enlaces mejor no escribas una noticia para Internet.   Los títulos se amoldan a las búsquedas de Google, con palabras claves al inicio y ahora el cuerpo de la nota ahorra en descripciones del contexto, con enlaces internos.

Además de todo esto, hay un gran espacio de programación, con formatos y plantillas, que ayudan a que una web esté mejor predispuesta a que Google la encuentre.   Si tu noticia no tiene un buen SEO (Search Engine Optimization), tu web pierde casi el 30 por ciento de audiencia. Entonces un sitio  de noticias debe tener una arquitectura taxonómica y ser propensa a la creación de enlaces internos y externos.

Entonces ¿Existe el periodismo SEO?  No. Pero lo que sí hay es una modificación del proceso productivo periodístico en función a la indexación de Google. Hay que amoldar nuestra producción a una convivencia en red permanente. Es hacer periodismo con las reglas de Internet.

Advertencia: tener un buen SEO no significa hacer un buen periodismo en la red


Un post inspirado en tuit de Patricia Yovera, luego del cierre de Megaupload.

Es el año 2047 y ocurre esta conversación entre mi nieto y yo.

¿Abuelito Pedro, cómo se inició la 3era Guerra Mundial?
Lo recuerdo como si fuera ayer. Estaba en la redacción con el ‘Chino Pun’ editando su nota sobre perritos que cantaban La Marcha Imperial

¿La Marcha Imperial? ¿Qué es eso?
Déjame terminar y luego te cuento. Como te seguía diciendo, estaba editando la nota de tu tío Juan Luis, cuando un pata retuiteó que habían cerrado Megaupload

¿Ya usaban Twitter en esa época?
Síiiiii. Bueno, entonces cerraron Megaupload, un servicio en el que alojabas archivos y al que la gente recurría para ver series y películas.

¿Y por qué hacían eso, abuelito? ¿Por qué?
Por la miopía de la industria cinematográfica de seguir manteniendo el status quo de sus épocas pre Internet. Con acceso rápido a la Red de redes y con el material al alcance de la mano, pues sitios como esos proliferaban por la alta demanda de ver “lo que querías, en el lugar y a la hora que te plazca”. Pero déjame continuar, ¿en qué iba?

En que estabas editando una nota sobre perritos y la mancha imperial…
¡Marcha Imperial, Marcha Imperial! Bueno, entonces cuando íbamos a buscar información sobre el tema para hacer otra nota, zas, se cae la conexión a Movistar.

¿Qué es Movistar?
Una compañía de telecomunicaciones. Nos daba Internet y telefonía fija y celular.

Ahhh.
Bueno, entonces, no podíamos navegar por Internet y resulta que no solo pasaba en la chamba, sino en todo el país. Sí que nos asustamos.

– ¿Y así comenzó la Guerra por Internet?.
– No, lo que pasa es que eso ocurrió ese mismo día, por eso lo traigo a colación. ¡Nos quedamos sin Internet como por 3 horas!

Ya pues abuelo, no me marees. Al final, ¿cómo se inició todo?
Pues que en represalia al cierre de Megaupload, Anonymous atacó varias webs, entre ellas el Departamento de Justicia de Estados Unidos. Ese fue el inicio de la Tercera Guerra Mundial.

¿Quiénes son Anonymous, abuelito?
Upss, eso también es largo de contar. ¿Tienes tiempo?

Más tarde, tato. Ahorita voy al cole. Me llevo el Kindle Diamond para ir descargando Pokémon Universe 2. ¡Bye!
Cuídate…

Publicado en Webe@ndo el 19 de enero del 2012.

Ante cada acontecimiento, el flujo informativo en la red es tan abundante, que la selección de la información es un acción imprecindible dentro de una redacción periodística. Sin embargo, lo que se debe entender de manera clara es que este flujo informativo no es, mayormente, de data nacida en los medios de comunicación, sino en la propia audiencia.

Una noticia produce: videos, posts, fotos, tuits, retuits, actualizaciones de estado, enlaces, recomendaciones, calificaciones, comentarios, entre otra muchas formas de contenidos de Internet. Muchos de estos producidos y compartidos por la audiencia en una viralización infinita. La cuestión es cómo sacar provecho a toda esta data creada a gran velocidad y cantidad. La selección y el profesional de la selección se vuelve impresidible en una redacción periodistica. Es en este espacio donde nace el ‘Data Curator’

“Un curador es quien selecciona obra y la pone en escena en un museo o galería”. En el plano digital la labor esta basado en la selección, rediseño, remixeo y presentación del elemento informativo en una nueva puesta en valor.

Tal como lo describe Francis Pisani en un artículo publicado en el diario Clarín: “La curaduría puede recurrir a los algoritmos, a la web semántica y a la inteligencia artificial para ofrecernos un contenido susceptible de cautivarnos más, pero resulta mucho mejor cuando se beneficia de la capacidad de discernimiento humana”.

En la experiencia creada, a partir de Reportuit de Perú.21 (proyecto en el que participe en su concepción),  uno de los puntos fundamentales es el papel del productor de noticias: un agregador humano con sentido periodístico que busca, elige y presenta noticias a partir de la información creada por cualquier persona en una plataforma como Twitter (sin descartar otras redes sociales como Facebook o YouTube).

Tal como lo describe Pablo Mancini en Amphibia: “A mayor abundancia informativa, mayor necesidad de selección” y ante esta saturación de data una buena selección puede ser hasta más valiosa que la producción de contenidos originales.

La idea fundamental es encontrar un discurso periodístico a partir del discurso ciudadano. Es decir poner en valor y difundir en un medio digital información ya publicada por una persona en una red social o plataforma. Tal como cita Pisani: “Li Pariser, autor de “La burbuja de los filtros”, subraya la supremacía del hombre (todavía) sobre las computadoras : porque anticipa, arriesga, tiene visión de conjunto, aprecia el valor de las cosas independientemente del tráfico que suscitan”

Además hay que tener en cuenta que curar información en el plano de la red es compartirla, de alguna manera. Esto quiere decir que los prosumidores al momento que comparten una foto, video o enlace en su cuenta de Twitter y Facebook ya está haciendo una selección previa. Y no hay mejor espacio de filtro y selección que la de un hashtag creado por un usuario de Twitter, por ejemplo.

Es en este espacio donde el data curator trabaja. En la curaduría de la curaduría. En la selección profesional de información nacida en la audiencia. Audiencia participativa y seleccionadora.

Nota aparte:  Y  para que quede claro,  periodismo ciudadano en Internet no es pedir que la audiencia te mande fotos, textos y videos para que el medio en su inmesa bondad la publique.  Periodismo ciudadano en la red es la selección, curaduría y agregación de contenidos ya publicados por la audiencia en la red y puesta en valoren un medio por un periodistas-curador.

Cuando llegué a El Comercio para trabajar en la Gerencia de Medios Digitales, gracias a Guillermo Culell, nunca imaginé la montaña rusa que sería este trabajo. Tras más de 4 años en este equipo veo hacia atrás y noto con felicidad todo lo que construimos. Acá un recuento:

Equipo de Video:

El objetivo fue conformar un equipo de videorreporteros (periodistas con manejo de cámara y edición) que cubrieran en video las noticias para los sitios de el grupo. Eran los periodistas  que le daban producción propia y cobertura en calle a Elcomercio.pe. Con este equipo se hicieron coberturas como “El Moqueguazo”, el terremoto en Ica, el desalojo de Santa Anita, la Cumbre de la APEC, el terremoto en Chile, las elecciones presidenciales y municipales, entre muchas otras coberturas. Logramos consolidar el trabajo de los videorreporteros e impusimos la realización de videos propios en todas las webs.

Un gran trabajo de: Fernando Cardenas, Ricardo Reátegui,  Sergio Sicheri, Jorge Luis Gonzalez, Camila Ampuero, Gabriel Derteano y Luis Miguel de la Cruz ; y del actual equipo: Luis Pacora, Karla Acuña, Antonio Alvarez, Zaida Ysla, Ernesto Lastra, Carlos García y Paulo Rivas.

Reportaje Multimedia

Tras la consolidación de las coberturas de video quisimos dar un paso más allá y cumplir un nuevo objetivo. Crear un especial multimedia. Guillermo Culell nos dio todo el respaldo y con el equipo multimedia sacamos adelante el reportaje: ‘Cerro de Pasco: El Exodo’. Un gran reto profesional con un trabajo de periodistas, programadores y diseñadores, dedicados, por más de un mes, a sacar adelante el especial multimedia. El reportaje ganó el premio de la SIP 2009 a mejor cobertura periodistica en Internet del año. Un reconocimiento al gran trabajo realizado.

Cabe destacar el  trabajo en este reportaje de Cesar Torres, Ricardo Reátegui y Maricella Arias.

Equipo de video en vivo

Gracias a Pablo Mancini pudimos llevar adelante el proyecto de transmisiones en vivo vía 3G. Un proyecto complicado por la inestabilidad de la tecnología pero que gracias al trabajo de Antonio Alvarez , Luis Migue de la Cruz, Gabriel Derteano y Zaida Ysla logramos levantarlo. Tras muchas transmisiones fallidas logramos estabilizar la señal y hacer todo tipo de coberturas en vivo movil. Conciertos, las elecciones municipales y presidenciales, Fiestas Patrias, los debates y las coberturas del momento como: los rehenes de Gamarra y la llegada del cadaver de Ciro Castillo a Lima.

Reportube:

Este proyecto salió de una conversación con Pablo Mancini en su oficina. La idea era cómo realizar un proyecto de periodismo ciudadano que la audiencia lo acogiera. La idea surgió: un agregador de contenidos ciudadanos multimedia. Fotos y Videos, que la audiencia ya colgaba, a los que se le daba un contexto periodístico. Paulo Rivas y Sandra Vargas hicieron un gran trabajo para consolidar una comunidad que sabía que en ReporTube encuentra un espacio de difusión de tus contenidos periodísticos subidos en otras plataformas. El proyecto ganó el premio innovación 2010 que da El Comercio cada año. Ojalá se entienda en la web de El Comercio que los sitios ciudadanos tienen que ser respaldados y consolidados. La audiencia es la que manda en la Internet y es el deber del medio atenderla y explotar su información.

Proyectos a consolidar:

Finalmente, a mi partida dejo en marcha dos proyectos que están en sus inicios y que seguramente sacarán adelante en Plataforma Digital, con el mismo éxito que los anteriores:

Los programas de TV exclusivos para Internet: se ha iniciado la creación de microprogramas en la redacción de Depor, gracias a la iniciativa de Daniel Titinger, como: ‘La Conversa’, ‘La Fecha’ y ‘Tres al Hilo’ que demuestran que los miembros de la redacción pueden participar activamente en la creación de espacios en video exclusivos para la web. Estos microprogramas serán la semilla de un canal de TV por Internet de Prensa Popular y El Comercio.

Reportuit: Un nuevo agregador de noticias ciudadanas basado en las coberturas de los usuarios de Twitter. Una mejora de la idea de Reportube, al abarcar no solo los contenidos multimedia, sino también los textuales, a través de los tuits. Un proyecto, ahora liderado por Pedro Rivas, que pronto verá la luz en el relanzamiento de la web de Peru.21

Finalmente, no puedo dejar de resaltar el privilegio que he tenido de trabajar con el equipo, de lo que para mi, siempre será Medios Digitales: Guillermo Culell, un precursor; Pablo Mancini, un creador y Pedro Rivas, un talentoso “chambeador”, y más que eso, un gran amigo. También no puedo dejar de mencionar a profesionales de lujo en el rubro como Maricella Arias, Cesar Soplin, José Kusunoki y Mariella Miranda.

Gracias a todos por soportarme y apoyarme con cada uno de estos proyectos. Es tiempo de buscar nuevos retos profesionales.

Gracias totales 🙂

La gente del blog de ‘Clase de Periodismo’ me hizo una pequeña entrevista, tras finalizar mi participación en el Social Media Day realizado enla UPC. En la nota me consultan sobre cuáles son los aspectos más saltantes que de la nueva dinámica de la experiencia de las coberturas noticiosas en vivo streaming en las distintas webs del Grupo El Comercio.

Acá les dejo el video cortesía de ‘Clase de Periodismo‘:

Cuando me preguntan “¿qué es la web dos punto cero?”, siempre respondo que hay múltiples definiciones en torno a esta manera en que la gente emplea la WWW. Sin embargo, entre todas, prefiero la que leí en la edición especial sobre Web 2.0 de  Ifra técnicas de prensa (está en la página 4 de la publicación).

La Web 2.0 todavía no es un concepto concluido, pero difiere de la Web 1.0 en tres aspectos fundamentales: el público se está convirtiendo en el editor de información, es él que define cómo quiere ver la información y está constituyendo comunidades en este proceso.

Aunque el artículo data del 2006 – y cuatro años es bastante cuando hablamos de tecnología -, desde mi experiencia puedo decir que son estas diferencias con la primera etapa de la web las que definen cuan ‘dospuntocerista’ es un sitio, si cabe el término.

Si me piden un ejemplo, pues señalo Flickr, el portal para compartir fotos más importante en la actualidad. Cualquier usuario puede contribuir con su material gráfico (1era diferencia). La plataforma permite, entre otras muchas cosas, armar slides para compartir, los cuales puedes embeber dentro de otra web (2da diferencia). Dentro del mismo portal se han formado grupos sobre determinadas formas de hacer fotografía (3ra diferencia), como por ejemplo Black and White (Blanco y Negro) con más de 157 mil miembros.

A veces, por error, decimos que tal o cual página es web 2.0 cuando en realidad solo tienen cierto nivel de interactividad pero ni construyen comunidad menos permiten al usuario consumir/utilizar sus contenidos como prefieran tampoco ser editores/publicadores.

Durante varios años uno de los grandes errores de los medios de comunicación tradicionales en Internet, sobre el uso de información producida por los usuarios, ha sido esperar que su público le envíe información. Los medios es su gran arrogancia, pensaron que los usuarios los utilizarían para lanzar información producida de manera “amateur”.

Muchos proyectos de periodismo participativo siempre tenían como premisa el slogan “envíanos tus fotos”, “mándanos tus videos”. Estás eran las respuestas de los periódicos en Internet ante la apertura del “periodismo ciudadano”. Uno de los pocos espacios exitosos que encontraron los medios para lograr la participación de la audiencia fueron los comentarios, los que han evolucionado hasta lograr una integración con las redes sociales.

Sin embargo, los medios no se daban cuenta que la gente ya estaba participando, con información de todo tipo, a través de plataformas como blogs, YouTube, Twitter y Flickr. Las personas en su propia inteligencia y estupidez comenzaron a colgar todo tipo de materiales, desde los más banales hasta los más informativos.

Los medios comenzaron a quedar al margen de toda esta información creada por la audiencia por varias razones: por subestimarla, al creer que era información social y no noticiosa. Por devaluarla, al creer que la información lanzada no era profesional. Por ignorarla, al ni siquiera saber de su existencia y dinámica.

Como ya dije muchas veces, la profesión del periodismo está en franca mutación y una de estas modificaciones es entender como trabajar la información producida por la audiencia. La respuesta es fácil. Seguir haciendo periodismo para transformar esta información en reales noticias de interés. Es en este camino que en el equipo de Medios Digitales de El Comercio hemos creado ReporTube, un diario hecho 100% con YouTube (Mancini dixit).

¿Para qué esperar que la audiencia nos envíe videos si ya los cuelgan en YouTube? Esta es la premisa de este proyecto de videorreporterismo participativo. Lo que hace “ReporTube” es ser un selector, agregador y tag de videos ciudadanos de interés noticioso. En ReporTube trabajan dos productores de noticias (data curators) que busca, encuentra, integran y presentan información. Además estos productores de contenidos no piden que la audiencia les mande video, sino solicitan que les avisen cuando ya han publicado en YouTube (con un hasgtag, mail, o YouTube Direct).

Un caso similar es el que está reproduciendo Perfil de Argentina con “140” , un diario hecho 100% con Twitter. En este sitio la premisa es la misma que la anterior. Se produce tanta información noticiosa a través del Twitter que es imposible mantenerse ajena a esta. Funcionarios públicos, actores, cantantes y ciudadanos en general comienzan a usar tanto el Twitter en Argentina, que es necesario un agregador de contenidos basados en esta plataforma de 140 palabras. Para este proyecto se cuenta con un equipo de productores de noticias que buscan, reúnen e integran la información nacida en Twitter.

A partir de estos dos ejemplos, ¿Por qué no plantearnos una portada de un medio tradicional creada con el flujo informativo de la audiencia? Videos de YouTube, fotos de Twitpic y Flickr, categorías basadas en hashtags, noticias de último momento con información de Twitter y flujos noticiosos basados en blog. Una portada paralela a la creada por los periodistas, como un espejo ciudadano de las “noticias profesionales”

Cómo ven estos dos ejemplos son claras respuestas para delinear el camino que debe seguir el periodismo tradicional ante la consolidación de la información creada por la audiencia. El periodismo participativo o ciudadano, no lo construyen los usuarios sino los periodistas.

La evolución del tipo de contenidos que presenta una web de noticias cada vez genera más de una interrogante sobre: ¿Qué es lo que se debe publicar?. Lo más conservadores indican que un sitio debe ceñirse a la linea editorial del medio al que pertenece; otros más osados señalan que un sitio web debe tener independencia sobre el medio que lo ampara con su marca.

Esta segunda tendencia, así de radical, es la que yo avalo sin duda. Para la arquitectura de una web y la decisión de publicación de las noticias, los usuarios tiene un protagonismo indudable. Las noticias consumidas desde categorías como: “lo más leído” y “lo más comentado” son las que han llevado a repensar ¿Qué se debe publicar en una sitio de noticias?

Una web de noticias ya no publica solo noticias (así de redundante), sino también contenidos. La portada de un sitio debe ser como un control remoto, el que es activado por el usuario para un zapping permanente sobre diversos canales, secciones, tags e hipervínculos. Es así que la apariencia en grid de las portadas de CNN, Newser y Elcomercio.pe, tienen mucho sentido.

Una página web de noticias, en estos momentos, está más cerca de la selección de contenidos de la televisión que la de un periódico. Las épocas en que una página web estaba solo para informar esta siendo dejado de lado para entender que una página web también está para servir y entretener.

Cómo sabemos, las capacidades multimedia de los sitios está decantando en decidir no solo el contenido, sino el formato, en función de la reacción que tenga la audiencia. No es lo mismo una noticia escrita para web del beso de Casillas a la Carbonero, que un video con opción de comentarios sobre el mismo hecho.

Los nuevos productores de contenidos para Internet están más atentos que nunca al comportamiento de la audiencia, gracias a las estadísticas online y las redes sociales. Ahora un periodista no supone que quiere la gente, como en la TV, con sus estudios de rating, o los periódicos, con sus mediciones de lectoría bimensual; sino sabe con absoluta certeza que es lo que la audiencia más consume. Sabe la hora, el país y hasta el tiempo que estuvo un usuario en una noticia. Y es más sabe de manera inmediata sus comentarios sobre una publicación.

Es ahí  donde el productor de contenido cae en el dilema de publicar “lo que le gusta a la gente”. La idea es tener en cuenta el comportamiento de la audiencia en el sitio, para poder proponerle contenidos creativos. Contenidos con títulos jaladores, que ayuden a la taxonomía y el SEO de Google;  con formatos diversos; y con la posibilidad de que la audiencia intervenga, ya sea con opiniones o con la propia modificación de los contenidos.

Es entonces que la crítica nace: ¿Esto es noticia? Es ahí donde subyase el presunto dilema. Una página web de noticias sigue siendo evaluada bajo el paradigma del diario impreso. Pero bajo este parámetro se estaría subestimando la esencia hipertextual, multimedia e interactivo de un sitio. Hay que entender que una web de noticias es un multimedio de multicanales.

¿Qué es más importante: la predicción del pulpo Paul o el discurso del Papa? Ambos contenidos pueden estar en la web y ambos pueden ser consumidos, por el mismo usuario casi en paralelo (click derecho). A diferencia de un periódico, o la televisión, la audiencia ya no es esclavizada a un orden de consumo. En la web el usuario decide cómo y cuándo  dónde consumir la información.

Algunos críticos hablan del desgaste de la marca o el no responder a los principios del medio. Sin embargo, a mi entender la creación de contenidos diversos, más allá de la mera nota informativa, es lo que refuerza la marca en realidad. Es la presentación de un menú diverso que responde a la interacción con el usuario, antes que en la mera emisión de información.

Finalmente, una web de noticias, tiene que tratar de comportarse como una plataforma que emite, interactua y enlaza contenidos. Contenidos noticiosos, sin duda, pero también de servicio y entretenimiento. En la web hay que comportarse, no como un canal de televisión, sino como una cadena de canales, con un mismo perfil, pero con diferentes fines de cara a la audiencia.

Sigue a Pedro “El Barbaro”

  • RT @ocram: recuerdo cuando el CAL suspendió a Nakasaki (con el que se puede discrepar pero no es un delincuente) por las puras. ¿y a una te… 1 hour ago
  • RT @TrujiYo: PPK sobre errores en libros de primaria: "También existen algunos diarios y revistas con errores de impresión". 7 hours ago
  • I'm at CRP Medios y Entretenimiento - Local 3 in Lima swarmapp.com/c/3h6SsE3aYcZ 11 hours ago

Sigue a Diego “El Invasor”