Este post fue publicado primero en Inserte una ficha, pero creo pertinente también compartirlo aquí porque tiene relación con el periodismo y las nuevas audiencias.

En el 2004, el programa 60 Minutes de la CBS presentó un reportaje en el que utilizaban varios documentos – los reportes Killian – con los que se ponía en tela de juicio el servicio militar de George W. Bush. Fue poco antes de las elecciones presidenciales de aquel año, en las que el retoño de George Bush se enfrentaba al senador demócrata John Kerry.

Bully1.jpg

A las pocas horas de emitido el informe, blogs y foros en Internet refutaban con argumentos y datos especializados los documentos presentados por uno de los más importantes programas periodísticos de los Estados Unidos. Semanas después, la CBS tuvo que disculparse, admitiendo que los documentos que dijo eran verdaderos en realidad resultaron falsos. No los quiero aburrir más, ya que este es un blog sobre videojuegos, pero utilizo esta larga introducción sobre un hecho relacionado con la labor periodística porque, luego de ver dos reportajes sobre un mismo videojuego en la televisión peruana, les confieso que, como periodista, no puedo más que sentir pena.

Ambos informes, uno del 4 y otro del 5, tratan sobre el videojuego Bully y quiero, como gamer que soy, refutar algunos de los datos expuestos por mis colegas periodistas de televisión.

El reportaje de América Noticias dice que Bully es “la novedad entre escolares y adolescentes”. Pues les cuento que el videojuego de Rockstar salió en el 2006 para Playstation 2 y el 2008 para Wii, Xbox 360 y PC. Quien medianamente disfruta del ocio electrónico sabe que los videojuegos a Lima llegan casi en la misma fecha en la que salen en EE.UU. así que Bully ya se vendía, en original y/o pirata, por aquella época. Este dato pudieron haberlo encontrado mis colegas googleando “Bully video game wikipedia”, y, de haberlo hallado, se habrían preguntado si podían asegurar tan fácilmente que un juego salido hace cuatro años – tomo como referencia la versión para PC – podría aún ser “novedad”.

Otro dato que pudo traer abajo el calificativo de “novedoso”: los menores de edad gamers les encantan los juegos más recientes o aquellos que están de boca en boca o los que son muy masivos. Ejemplos: Left 4 Dead 2, PES 2012, Audition Latino, Counter Strike Extreme y un corto etecé. Pueden darse una vuelta por alguna cabina para verificar lo que les digo o por Polvos Azules para ver qué es “novedad” videojueguil. Por último, preguntarle a un familiar suyo de esa edad.

En ninguno de los reportajes informan que Bully no es un videojuego para niños, que es uno para adultos, publicado por Rockstar, compañía conocida por la saga Grand Theft Auto en la que, en líneas generales,  asumes el rol de un ladrón que tiene que escalar posiciones en el bajo mundo. La desarrolladora estadounidense siempre ha hecho este tipo de trabajos y, quienes seguimos de cerca la información sobre la industria del ocio electrónico, sabemos a que atenernos cuando Rockstar lanza un videojuego. Yo en este momento estoy jugando Red Dead Redemptionel mejor juego del 2010 no solo para los lectores de este blog sino para la prensa especializada – y su historia es ADULTA: un exasaltante en los salvaje oeste al que obligan a capturar a sus excompinches porque, en caso de no colaborar, su familia pagará las consecuencias.

reddeadredemption_marston4_800x600.jpg

“Pedro, ¿de qué vale el dato de que es un juego para adultos, si aquí no se respeta el hecho que un título sea para público infantil? Al final todos los juegan”. Pues sí, no me voy a rasgar las vestiduras. Pero vamos, esa información habría puesto en contexto a los padres de familia que vieron los reportajes. O sea, y esto es algo que insisto incluso con mi familia: los padres y/o tutores deben saber qué es lo que sus hijos juegan ya sea en casa o en la calle.

Con respecto al bullying, no niego que ese fenómeno exista en los colegios, pero asegurar tan fácilmente que este videojuego incentiva este tipo de conducta antisocial en los colegios me recuerda a cuando decían que el FPS Doom y Marilyn Manson eran los culpables de la matanza de Columbine. Sugiero leer esta genial respuesta del cantante a tamaño desatino. O también darle una revisada a este texto de Gustavo Vila sobre violencia y videojuegos.

bully2.jpg

No quiero pontificar con este post, solo quiero llamar la atención sobre lo mal que a veces hacemos nuestro trabajo. Parece que algunos colegas no se dan cuenta, o -lo que es peor- no quieren darse cuenta que la relación entre audiencia y medios de comunicación ha cambiado hace mucho tiempo. Muestra de ello es que los bloggers sí tomaron nota de los yerros que contenían ambos reportajes y no fueron tan condescendientes a la hora de criticar a ambos canales (Leer este texto de Wilson Podcast o los comentarios en el fanpage de Inserte una ficha en Facebook aquí y aquí).

Si seguimos insistiendo en que nadie se va a quejar o no nos damos cuenta de este tipo de errores y enmedamos, como bien dicen mi buen amigo César Soplín, los periodistas vamos a ser reemplazados por robots.

Pedro Rivas Ugaz