Ante cada acontecimiento, el flujo informativo en la red es tan abundante, que la selección de la información es un acción imprecindible dentro de una redacción periodística. Sin embargo, lo que se debe entender de manera clara es que este flujo informativo no es, mayormente, de data nacida en los medios de comunicación, sino en la propia audiencia.

Una noticia produce: videos, posts, fotos, tuits, retuits, actualizaciones de estado, enlaces, recomendaciones, calificaciones, comentarios, entre otra muchas formas de contenidos de Internet. Muchos de estos producidos y compartidos por la audiencia en una viralización infinita. La cuestión es cómo sacar provecho a toda esta data creada a gran velocidad y cantidad. La selección y el profesional de la selección se vuelve impresidible en una redacción periodistica. Es en este espacio donde nace el ‘Data Curator’

“Un curador es quien selecciona obra y la pone en escena en un museo o galería”. En el plano digital la labor esta basado en la selección, rediseño, remixeo y presentación del elemento informativo en una nueva puesta en valor.

Tal como lo describe Francis Pisani en un artículo publicado en el diario Clarín: “La curaduría puede recurrir a los algoritmos, a la web semántica y a la inteligencia artificial para ofrecernos un contenido susceptible de cautivarnos más, pero resulta mucho mejor cuando se beneficia de la capacidad de discernimiento humana”.

En la experiencia creada, a partir de Reportuit de Perú.21 (proyecto en el que participe en su concepción),  uno de los puntos fundamentales es el papel del productor de noticias: un agregador humano con sentido periodístico que busca, elige y presenta noticias a partir de la información creada por cualquier persona en una plataforma como Twitter (sin descartar otras redes sociales como Facebook o YouTube).

Tal como lo describe Pablo Mancini en Amphibia: “A mayor abundancia informativa, mayor necesidad de selección” y ante esta saturación de data una buena selección puede ser hasta más valiosa que la producción de contenidos originales.

La idea fundamental es encontrar un discurso periodístico a partir del discurso ciudadano. Es decir poner en valor y difundir en un medio digital información ya publicada por una persona en una red social o plataforma. Tal como cita Pisani: “Li Pariser, autor de “La burbuja de los filtros”, subraya la supremacía del hombre (todavía) sobre las computadoras : porque anticipa, arriesga, tiene visión de conjunto, aprecia el valor de las cosas independientemente del tráfico que suscitan”

Además hay que tener en cuenta que curar información en el plano de la red es compartirla, de alguna manera. Esto quiere decir que los prosumidores al momento que comparten una foto, video o enlace en su cuenta de Twitter y Facebook ya está haciendo una selección previa. Y no hay mejor espacio de filtro y selección que la de un hashtag creado por un usuario de Twitter, por ejemplo.

Es en este espacio donde el data curator trabaja. En la curaduría de la curaduría. En la selección profesional de información nacida en la audiencia. Audiencia participativa y seleccionadora.

Nota aparte:  Y  para que quede claro,  periodismo ciudadano en Internet no es pedir que la audiencia te mande fotos, textos y videos para que el medio en su inmesa bondad la publique.  Periodismo ciudadano en la red es la selección, curaduría y agregación de contenidos ya publicados por la audiencia en la red y puesta en valoren un medio por un periodistas-curador.