Hagamos un ensayo: Qué pasaría si los medios tradicionales siguieran el ejemplo de plataformas como Google y Facebook para encontrar su modelo de negocios. Un poco de historia.

Google tras su consolidación como el mejor buscador del mundo en el año 2000 entró en una disyuntiva. La Plata. Cómo hacer dinero sin transformarse en un árbol de navidad lleno de banners, al mejor estilo del portal Yahoo. Como debía ser, la idea no se le ocurrió a Google sino a otro sitio web llamado Overture.

Overture  comenzó a  vender palabras. Los términos de búsqueda o palabras claves eran el valor fundamental del nuevo modelo de negocio. Esas palabras le decía al anunciante que necesidad quería satisfacer un usuario.

La idea era contextualizar los resultados con publicidad. Los anunciantes ya no compraban espacios sino palabras. A Google le pareció tan buena la idea que la “tomó prestada” y creo ‘Adwords’ y ‘Adsense’.

Si un periódico siguiera este ejemplo lo primero que debería hacer es robar la idea del modelo de negocios de Google y obtener su propio y nuevo sistema de venta de publicidad. Acá algunas modestas propuestas:

Vender palabras o mejor vender tags: los periódicos tiene como gran ventaja la organización de su información taxonómicamente. Estos tags representan las noticias más producidas y demandas por la audiencia. Estos términos pueden ser vendidos a los anunciantes.

Algoritmo de tags: los medios deben invertir más en sus desarrolladores de sistemas para crear algoritmos que determinen cuales son los tags más efectivos y de mayor impacto para la audiencia. Un algoritmo que combinen los ‘trendig toppics de Twitter, términos más buscados en Google y noticias más comentadas y leídas en el medio. La idea es perfeccionar la construcción del tag, no solo con el instinto productivo del periodista, sino con la demanda e interacción de la audiencia.

Autogestión de la publicidad: los medios tradicionales, al igual que Google, deben no solo atender a los grandes clientes sino también a los nichos de pequeñas audiencias. Los periodicos ya lo hacen con la venta de clasificados en el impreso,  ahora lo tienen que hacer también en la web. Cualquier persona debe ser capas de gestionar un banner en un sitio web de un medio. La diferencia entre Craiglist y este modelo, es el tag. El banner debe aparecer solo en función a los tags relacionados a la temática del aviso.

Fomentar la conexión: se tiene que tener identificado al usuario que entra al medio ya sea a través de registros con comunidades propias como con los Connects de Facebook y Twitter. La idea es rastrear la navegación de los usuarios por todo el sitio web. Saber cuáles son los lugares que se visitan en un sitio de manera personalizada, para así lograr vender sesiones de usuarios y no solo espacios. La idea es que la publicidad que aparesca sea personal y ajustada a un usuario – consumidor (surround sessions). Además este rastreo ayudará al algoritmo a trabajar mejor la portada y los tags.

Finalmente, la ideas es comenzar a conceptualizar la publicidad en Internet de manera más personal, algorítmica y taxonómica. No solo pensar en espacios para vender, como los periódicos y las revistas. Publicidad más flexible y personalizada, que aparezca solo donde debe aparecer. Publicidad más accesible para darle a la audiencia una herramienta para autogestionarse en el medio. La audiencia como creadora y consumidora de publicidad.