Actualmente las audiencias en Internet piden que el periodismo digital sea en tiempo real, con  capacidad multimedia y que permita la interacción con las redes sociales. Todas estas condiciones son cumplidas a cabalidad por el video en vivo en Internet.

Tras intentos particulares para desarrollar el video en vivo (con servidores propios y aplicaciones), los principales medios de comunicación han optado por adoptar las tecnologías de video en tiempo real de plataformas como Livestream y Ustream.

Hace algunos meses un profesor de periodismo en televisión me increpó en una exposición que “el video en vivo existe desde la creación de la televisión”. Sin embargo, lo que él no tomó en cuenta es que este nuevo video en vivo lo puede hacer cualquiera. Solo necesitas una computadora, una webcam y una cuenta en Ustream o Livestream.

Ahora los usuarios tienen la capacidad de usar esta tecnología y tener sus propios videos en vivo con microaudiencias. Ya no es un vivo de millones de personas, sino de tan solo cientos, pertenecientes a una comunidad bloguera o red social. Entonces no es lo mismo de ninguna manera. Ya no necesitamos ser una gran cadena de televisión como la CNN para hacer videos en vivo.

Sin embargo, el gran reto que esto significa para los medios de comunicación es crear contenido en vivo que no lo pueda hacer un bloguero. Una vez más la competencia ya no está en otro medio de comunicación, sino en la propia audiencia, transformada en ‘prosumidores‘. Nosotros como profesionales de las comunicaciones debemos encontrar nuevas formas de transmisión en vivo, con propuestas audiovisuales e interactivas, que marquen una diferencia.

Es así que en el proyecto de video en vivo de El Comercio nuestro primer reto fue saber cómo interactuar con la audiencia. En un  inicio lo hicimos solo con el chat de Livestream, pero luego optamos por mejorar esto sustituyéndolo con Facebook y Twitter, gracias al trabajo de la API. Esto nos permitió interactuar no con nombres, sino con usuarios: personas a las cuales se les puede seguir en Twitter o hacer amigo en Facebook. Además esta diferencia permitió viralizar el contenido en las redes sociales.

Pero el tema de la interacción no solo es para conocer si les gusta lo que ve la audiencia, sino para recoger sus opiniones y hacerlos partícipes de los enlaces en vivo. Este detalle es lo que vuelve mas compleja una cobertura. El hacer entrevistas con una laptop en las piernas para trasladar las preguntas al entrevistado o viajar en un auto con personas que te indican cómo llegar a una dirección son parte de la experiencia. Y como siempre la audiencia es el jefe más exigente sin duda , en la calidad y el contenido de los vivos.

Asimismo, otro reto está en la calidad audiovisual de las coberturas. El tener la movilidad del modem 3G tiene que ser una gran diferencia con la televisión. El lograr salir desde cualquier punto de la ciudad, que tenga cobertura en Internet, permite reaccionar en tiempo real ante cualquier noticia.

Asimismo, una de las grandes lecciones que ha dejado hasta el momento de las coberturas en vivo es saber capturar a la audiencia. No es televisión en donde el estar  al aire empieza cuando se da inicio un  evento. En los vivos de Internet tienes que reunir a los usuarios y crear expectativa. Debes comenzar una transmisión con una masa de usuarios previa y para esto se deben crear espacios especiales para los vivos con anuncios. La idea es reunir a la audiencia en una página y salir en vivo con una bolsa de audiencia reunida (como U2 en YouTube).

En el caso del Comercio.pe/envivo,  en el concierto del Grupo 5 logramos comenzar la transmisión del concierto con 500 viewers, que se reunieron durante cuatro horas desde que se creó la página especial, y se llegó a alcanzar los 2600 viewers en simultaneo. Además, hay que tener en cuenta que los viewers entran y salen del vivo, por lo cual las cifras se multiplican cuando se cuentan los usuarios únicos de la página. En este caso se logró acumular más de 7 usuarios durante las dos horas que duro el evento.

Sin embargo, pensando en el futuro, seguramente en un tiempo no muy lejano el vivo se va a  volver más individual. Se va poder no solo interactuar con las imágenes en vivo sino con los propios videos en vivo de los usuarios. ¿Se imaginan un video vivo Qik masivo donde cada uno tenga su punto de vista en vivo de un evento? Ahí esta la gran diferencia, finalmente entre este nuevo video en vivo y el antigup.  Miles de puntos de vista en tiempo real y video de un acontecimiento. Opinión, video y tiempo real unidos en una sola pantalla. Hacia ese punto estamos dirigiéndonos. El tiempo real en video también es de la audiencia.

Post relacionados:

Periodismo en tiempo real II /Amphibia

YouTube en vivo: grandes conciertos desde una nueva pantalla / Maestros del web