210

Quiero comenzar este post citando a Jose Luis Orihuela, autor del blog e-cuaderno, pues describe bien cómo Twitter puede potenciar al periodismo:

“Twitter es un magnífico sistema global de alerta temprana para detectar breaking news y tendencias, una buena red para contactar con expertos y testigos en tiempo real y un gran taller para aprender la escritura de la brevedad y la lectura del flujo. Si este tipo de cosas (Twitter) no cambian al periodismo, ya no se qué podría cambiarlo”

Por mucho tiempo he tratado de entender cómo los medios de comunicación pueden sacarle provecho a Twitter. Actualmente, los medios tradicionales se ponen al nivel de un usuario cuando abren una cuenta en esta red social, pero no saben comportase como tales.

Más allá de la posibilidad de colocar links cortos de las noticias que se publican en la web de su medio ¿Hay algo más que se pueda hacer en la cuenta de Twitter de un periódico?

Lo que debe hacer el Twitter de un medio tradicional es dejar de comportarse como un medio y tratar de ser una plataforma. Debe rastrear la información que ‘tuitean’ los usuarios, sean seguidores o no. Los usuarios deben ser la principal fuente de información del Twitter y los ‘retuits’ (RT) la mejor forma de difundirlos.

El Twitter de un medio de comunicación debe citar a sus fuentes directamente, a través de las cuentas que tienen en esta red social actores, cantantes, columnistas, políticos, deportistas o simples usuarios que tienen algo que contar u opinar (citar la fuente se le decía). La herramienta para esto debe ser siempre un RT, la cual además es editable. Los RTs pueden ser a periodistas del medio que informan a través de sus smartphones desde lugar  de los hechos, pero también y sobre todo a usuarios que cuentan desde su punto de vista determinada noticia.

Los periodistas que manejan el Twitter de un medio tradicional deben ser capaces de rastrear la información producida por los usuarios. Si hay un terremoto en Japón, llegar a esos usuarios que están ‘tuiteando’ desde Tokio opiniones y comentarios o subiendo fotos. Si hay un concierto de U2, por ejemplo, no solo se debe colocar frases como “empezó el concierto en Londres”, sino buscar a las personas que están en el evento viendo extasiados a Bono y tomando fotos y comentando los pormenores mediante un smartphone. Esto es citar a las fuentes directamente y a gran velocidad.

Nunca antes los periodistas tuvieron la posibilidad de tener de manera tan rápida no solo la opinión de los usuarios, sino la información que pueden difundir desde cualquier parte. La velocidad que da la viralización de la información a través de un ‘retuit’, permite estar en todos lados, superando a cualquier cadena internacional de noticias, con cientos de corresponsales.

Es en este espacio donde adquiere valor el trabajo de un ‘community manager’. Este profesional de la información en las redes sociales debe: rastrear, cruzar, confirmar y difundir las noticias producidas por la ‘tuitosfera’.

Los medios de comunicación no solo deben utilizar el Twitter para rastrear tendencias, conocer opiniones, difundir información propia, sino, y principalmente, para tomar y distribuir la información producida por los usuarios. Twitter le ofrece a los medios la posibilidad de dejar de comportarse como medios y, sin embargo, los periódicos no lo quieren ver así.

Una vez más el Twitter de un medio debe dejar de comportarse como un medio omnipresente, que difunde información, sino como una plataforma que canaliza la información de los usuarios.

Nota: Si quieres seguirme en Twitter mi usuario es @diegol19