donofrio

¿Te han preguntado alguna vez para qué sirve Twitter? Cuando estoy en esos casos, siempre respondo el rollo de que es una herramienta de comunicación muy efectiva, basada en el microblogging y un largo etecé.

Sin embargo, no he podido demostrar las bondades de esta herramienta dando ejemplos de casos peruanos, cosa que cambió esta mañana cuando tuve la oportunidad de presenciar cómo actúa Twitter as a real time conversational tool™.

Para hoy 27 y mañana 28 de marzo, D’Onofrio, una marca muy conocida aquí en el Perú de helados propiedad de la transnacional Nestlé, tiene una oferta muy atractiva para sus consumidores: varios de sus productos a solo un nuevo sol a través de sus vendedores en carretilla.

En la capital, como era previsible, los helados se acabaron a tempranas horas y a las 11 de la mañana comenzaron los primeros ‘tuits’ de consumidores molestos porque no pudieron comprar estos productos. Tengo Twitterfox instalado en mi navegador Firefox, un plugin que me permite seguir mi cuenta sin tener que abrir la página de este servicio, y varios de mis contactos referían lo mismo: no había carretilleros en el Centro de Lima para esa hora.

tuiterbusqueda

Además, una búsqueda en Twittersearch arrojó varios datos interesantes: la escasez de helados no solo se registraba en el centro sino también en otros distritos y, en algunos casos, los vendedores se rehusaban a cumplir con la oferta, condicionando la venta de cualquier helado a la adquisición de otros productos.

Los usuarios locales de Facebook tampoco eran ajenos. A través de la actualización de sus estados, muchos coincidían con lo que ya habían informado los tuiteros locales. Entonces era previsible que este hecho, conversado por centenares de bárbaros, trascendiera: Perú21.pe rebotó la información que circulaba tanto en Twitter como en el ‘Feisbuk’ y Capital FM, una radio que basa mucha de su programación en abrir los micrófonos a sus oyentes, también reportó sobre el affaire con los helados. Ni qué decir de los blogueros locales.

El asunto terminó como se preveía. La compañía se pronunció y pidió disculpas por el malestar causado por una demanda que superó la oferta, e Indecopi, la entidad encargada de velar por los derechos de los consumidores peruanos, inició una investigación para comprobar el cumplimiento de la campaña.

Luego de hacer un comentario sobre lo que había presenciado, en mi Facebook se abrió un debate de si los medios online y los tradicionales deberían usar a los usuarios de estas webs como fuentes. Pues yo digo que sí, sin duda alguna, por lo que expuse líneas arriba. ¿Y ustedes?

ACTUALIZACIÓN 28/03/2009

  • Blogcializarse hace un análisis del caso desde la perspectiva de la comunicación corporativa.
  • “Oferta de helados de S/.1 dejó insatisfechos a consumidores”, tituló El Comercio en una nota abridora de la sección Economía & Negocios.
  • Jaime Delgado de Aspec, en una columna en La República, también comenta esta noticia.
  • Aparecen los primeros videos del affaire D’Onofrio:

ACTUALIZACIÓN 31/03/2009

El conocido blogger español Enrique Dans también comenta el tema:

La comunicación en una sociedad hiperconectada: el caso de los helados D’Onofrio a un sol