0189913b

Nunca me deja de sorprender las reacciones de esta hipócrita sociedad limeña ante escándalos mediáticos vía Internet, como el de las “tombitas” en Cholotube. Hasta la ministra del Interior Mercedes Cabanillas y el propio presidente Alan García opinaron de la conducta “indecorosa” de las integrantes del cuerpo policial.

Pero más allá de las valoraciones morales, lo que me ha llamado la atención es cómo todos opinan sobre si el video publicado en ‘Cholotube’, de unas mujeres policías en toallas, fue en un ámbito público o privado.

Bajo los parámetros de los medios tradicionales, era mucho más fácil delimitar lo privado de lo público en la vida de una persona. Si un artista aparecía en el programa de televisión de Magaly y hablaba de su último novio, estaba haciendo pública su vida privada.

Sin embargo, con la aparición de Internet, con sus redes sociales, páginas web de videos y fotos y blogs personales,  la posibilidad de hacer pública nuestras vidas es mucho más fácil. Todos somos, ahora, personajes públicos gracias a la red.  Por eso es importante el control de nuestra privacidad dentro de espacios públicos virtuales. (Recomiendo saber usar su configuración de privacidad en Facebook)

Sin embargo, el caso de las mujeres policías es todavía más complejo. Ellas no fueron las que publicaron el video sino fue una tercera persona, quien subió estas imágenes a ‘Dale al Play’, una página que aloja videos en español, al estilo YouTube.  Entonces, ellas hicieron un acto privado que no sabían que iba hacerse público en Internet.

Otro punto es el de Cholotube. Muchos medios de comunicación indican que el video se subió en esta web peruana, cuestión que es errada. El video fue jalado por Cholotube de ‘Dale al Play’, pues la versión chola de YouTube, en realidad no es una web para subir videos sino, más bien, un indexador de videos de otros sitios (supongo que hay un tipo aficionado al porno que escoge los videos y no un robot).

Finalmente, las mujeres policías son sancionadas y el personaje que subió el video perseguido por un ¿delito? Los medios de comunicación y la  opinión publica ha reaccionada espantada ante la posibilidad de que se pueda hacer público un  video tan privado como el de unas mujeres en toallas haciéndose bromas. Sin contar con el ingrediente escandaloso de que estas mujeres son policías.

Pero la cuestión está en que las policías no pueden ser sancionadas por la publicación de un video que se realizo en un ámbito privado y que fue hecho público en la red. Sin contar con que el video solo se transformó en escándalo cuando la televisión se hizo cargo del tema.  

Finalmente, los titulares de los periódicos acusan a Internet de facilitar a cualquiera persona que pueda subir este tipo de videos tan escandalosos.  ¡Como un medio de comunicación puede ser manipulado por cualquiera!, vociferan.  Un indicio más de que los bárbaros nos están invadiendo de manera silenciosa y exitosa. 

Nota recomendada: 

– Mechetube.com y las tombitas vedetistas de Marco Sifuentes en Perú.21

– La responsabilidad de Cholotube.  Excelente post  sobre Cholotube y sus implicancias legales en Blawyer.rog