robertocarlos

Estaba leyendo el post de Juan Varela en soitu.es “Periodistas en Crisis”, sobre una manifestación de periodistas debido a los riesgos de la profesión, acentuados ante la crisis económica. Juan, una vez más, hace hincapié en que los periodistas tradicionales están buscando soluciones a la crisis de la profesión por el camino equivocado.

“Pero el verdadero problema del periodismo anida en ese factor: su cada vez menos relevante papel en el espacio público y la banalidad y redundancia de una gran parte de sus contenidos, medios y propuestas”, señala.

En el Perú, los periodistas saben que algo está pasando, pero aún así, intentan ignorar esta crisis profesional. Algunos ya se sobresaltan ante la aparición de extrañas herramientas en Internet (como blogs, Twistter o maps), sin embargo, creen que sus puestos de trabajo siguen estando asegurados pues ellos siguen siendo los grandes informadores en medios portentosamente tradicionales.

Alessandro Baricco en su libro “Los Barbaros” hace una descripción de cómo los mutantes están ganado terreno y pone como ejemplo el fútbol. En su libro cuenta una historia sobre como él cuando jugaba fútbol era un recio defensa que nunca se movía de su posición y que siempre celebraba los goles sin pasar la mediacancha. Contaba que siempre estaba acompañado de un delantero rival, el que frecuentemente intentaba atacar por el mismo lado. Sin embargo, algo sucedió. Un día le pidieron que se adelantara, que desbordara y que metiera goles si era posible. Además ese delantero rival ya nunca estaba en una sola posición, haciendo su trabajo más difícil. Pronto ya no había un solo creador (el 10) sino todos creaban y todos destruían. El ser defensa ya no solo significaba defender. Era el fútbol total de los holandeses. Si a eso le sumamos la espectacularidad, debido a que ahora el futbol está pensando en función al público, el círculo se ha cerrado, los barbaros han llegado.

Este ejemplo que da Baricco deja en claro algo, los periodistas ya no solo deben ser redactores o reporteros o editores de texto o fotógrafos o correctores. Los periodistas queremos ser el recio Chumpitaz pero debemos ser el espectacular Roberto Carlos. En los periódicos siempre escucho esta frase a los redactores: “a mí me pagan para escribir”. Gran error. A ti te pagan para ser periodista, más allá de la plataforma.

Además los periodistas siempre creen que son los dueños de las fuentes y las primicias. Pero eso no es cierto desde hace ya diez años, pues los usuarios son los dueños de los medios. Son los que tiene la información a la mano y no necesitan que un periódico de la información al día siguiente para que exista una noticia. Los periodistas les siguen dando la espalda a sus lectores (la sección “cartas al lector” no es una buena forma de interactividad) y aún creen que pueden vivir así.

Ejemplo:
Un periodista llega hasta Chosica y es testigo de la caída de un huaico:

¿Qué hace un periodista digital?

– El periodista lanza una alerta en Twistter por su celular (que es un super Blackberry)
– Luego manda un párrafo escrito en su celular, para una primera nota en la web
– Después toma una foto y la publica en la web desde su celular.
– Habla por teléfono con la redacción y da detalles del evento (tras conversar con testigos) y así otro redactor amplían la nota en la web.
– Luego graba un video de 30 segundos (puede hacer hasta un stand up) y lo manda por celular.
– Luego ve en su celular las reacciones de los twitteros y uno le indica que kilómetros abajo el tránsito ha sido detenido por una roca gigante.
– Se traslada a la zona toma otra foto, la manda a la redacción.
– Habla con la redacción para hacer una nueva ampliación de la información (tras hablar con fuentes oficiales).
– La redacción convoca a los usuarios de la web a que manden fotos y videos de los bloqueos de la carretera por los huaicos. Se publican más fotos y videos.
– El periodista regresa a la redacción escribe una nota para la versión impresa. La nota la levanta por la falta de previsión de las autoridades municipales ante la temporada de huaicos.

¿Qué hace un periodista tradicional?

-El periodista toma nota en su libreta, mientras su fotógrafo saca fotos
– El periodista conversa con testigos
– Lo llaman del diario le dicen que en la radio han informado que una roca está bloqueando la carretera. Se traslada a la zona
– Conversa con fuentes oficiales mientras su fotógrafo toma fotos
– Lo llaman de la web para que de detalles del evento para sacar una nota. El dice que no tiene tiempo que lo llamen después (está hablando con sus fuentes).
– Llega a la redacción. La web ya publicó la nota contando que “una roca bloqueó la carretera tras un huaico”, con información sacada de la televisión y la radio. El periodista escribe su nota para la edición impresa que sale mañana y también cuenta que “una roca bloqueó la carretera tras un huaico”.

¿Algo más que decir?…