twiterblog

Hace ya varios años que se  acabó la época en que las páginas web imitaban el trabajo de un periódico.  Época del periodismos 1.0, en donde el concepto de distribución y organización de las páginas web está ligado a los proceso de un periódico. Los tiempos de publicación, la jerarquización de la información y las secciones, eran criterios tomados del periodismo tradicional y llevado a Internet.

 Sin embargo, los tiempos cambian. Durante estos días, juntos con otros compañeros de trabajo, nos sumergimos en Twitter para analizar que propiedades de esta aplicación son posibles de ser utilizados periodísticamente. El procesamiento de información en la red  es mil veces más rápido que un cansino periódico en papel y los periodistas intentamos entender la velocidad,  precisión y jerarquización de información en Internet.

 En nuestro análisis de cómo funcionar el flujo de información en Twitter comenzamos de cero. Desde la utilidad de tener tantos followings o followers hasta entender para que se utilizan los @ (interactividad)  o un # (busqueda) en un mensaje. La idea no era ser un experto navegador de Twitter o un super usuario,  sino comprobar  el valor de Twitter para publicar noticias e interactuar con los usuarios.

 La cuenta de Twitter que  alerta de los despidos diarios en Estados Unidos o como un twittero alertó del avión que se estrelló en el río Hudson,  son ejemplos del uso periodístico de esta herramienta; sin embargo la cuestión es entender como esta aplicación puede transformarse en un poderoso medio de comunicación para un periódico (NYT tiene más de 70 mil followers).

planecrash-twitter_ppqs2

 Primero una de las grandes propiedades del Twitter es su inmediate,z por lo que es un gran medio de alertas informativas, pero quién se hace cargo de las alertas. ¿Los usuarios, los periodistas, los superusuarios?

 Un modelo que puede funcionar es tener varios canales de Twitter, en función al uso que se le dé. Se puede tener un canal de Twitter de alertas informativas del periódico (con muchos followers), otro canal de alertas de usuarios (con muchos followings) y hasta otro canal para periodistas que estén en la calle y envíen alertas. Todo centralizado en un gran canal de Twitter que siga solo a sus propios canales (El twitter de NYT tiene más de 50 canales).  

 Otra propiedad del Twitter es lo móvil que puede ser el aplicativo, pues puede ser actualizado desde un celular. Entonces podemos crear un proceso de trabajo en la redacción mediante el cual  se pueda tener periodistas en la calle que actualicen el Twitter desde el lugar de los hechos. ¿Se imaginan un periodista de política twitteando todos los movimientos del presidente? De esta manera potenciamos las alertas con usuarios especializados.

 Asimismo, otra característica del  Twitter es que hace seguimiento de eventos, minuto a minuto, con gran precisión (gracias a los 140 caracteres) . Este tipo de seguimiento informativo es totalmente aplicable a las constantes actualizaciones que llevan a cabo los periodistas digitales en las páginas web.

Es así que se puede usar un canal de Twitter para rastreos noticiosos como partidos de fútbol, discursos o cualquier evento de larga duración con noticias al minuto. Hay que tener en cuenta que este tipo de minutos a minutos pueden ser hasta embebidos dentro de la home de un site de noticias o un blog (como la cobertura de Soitu.es de la asunción de Obama).

endirectotwitter

 Este pequeño análisis es una demostración de que la herramienta no define al periodista, sino el periodista redefine la herramienta.

Notas relacionadas:

 – Tweet Congress:  Un mashup que permite seguir en forma de torrente (tweetstream) los twitteos de los miembros del congreso de los EEUU

– Twitter, periodismo y política : Periodismociudadano.com

– Miembro del Congreso de los EEUU revela viaje secreto vía Twitter