Cada vez que digo que en el nuevo periodismo (el de Internet) el medio se debe anticipar a las necesidades de los usuarios, la audiencia siempre me mira con cara de….”¿Cómo hacer eso, ni que fueramos brujos?”.  Sin embargo, siempre respondo lo mismo: ¿Se han dado cuenta que los titulares de Facebook siempre de manera “mágica”  te dan  todas las actividades, opiniones y actualizaciones de las personas que en verdad te interesan?

¿Cómo logra esto Facebook? Con un algoritmo (el edgerank) que evalúa a quién calificas, con quién chateas, a quien comentas, que fotos ves, a quien te suscribes y viceversa. Es así que la red social construye tus “titulares”, únicos y distintos a los de cualquier otro usuario. Además Facebook  te da la opción para que las actualizaciones “más recientes”, queden por defecto tras leer los titulares. Entonces, por qué un periódico en Internet no podría comportarse de la misma manera con sus titulares e información minuto a minuto.

El primer punto es la personalización de las noticias. La jeraquización no solo puede ser el privilegio de los periodistas, sino debe darse paso a  la participación de los usuarios en esta construcción. Para lograr conocer los gusto de los usuarios, es indispensable el uso de las redes sociales como Facebook y Twitter.  Los medios en Internet deben lograr que su audiencia se conecte a estas redes para navegar en sus sitios.

La idea es que un algoritmo pueda cruzar la información entre los que son lectores del medio y los que participan de estas redes sociales. El robot podrá determinar que tipo de noticias son las más calificadas, comentadas y compartidas en Facebook o Twitter. Además con el usuario identificado se podrá conocer porque noticias navega más y en cuáles se queda más tiempo. Es así que podemos construir una lista de titulares personalizados que respondan a los perfiles particulares de cada usuario.

El seguir creyendo que son los periodistas los únicos que pueden jeraquizar es arcaico en un mundo que pide personalización.

Otro punto clave también es la anticipación. El conocer a nuestro público ya no solo puede ser visto en términos de hacer un ‘focus group’ o un análisis de lectoría. Ahora estas investigaciones son en tiempo real y minuto a minuto. El saber cuál es la noticia más leída, comentada y recomendada o cuánto tiempo ha estado un usuario en nuestro sitio, es parte del conocimiento que se tiene que tener para la construcción de una  portada en tiempo real.  Toda esta información ayudará a anticipar las necesidades de nuestra audiencia. Pero esta anticipación no puede darse por el “olfato” de un periodista, sino con una aplicación algorítmica , que siga el comportamiento de cada usuario que ingrese al sitio de noticias.

La portada de una web de noticias puede llegar a ser cambiada más de 200 veces en solo 8 horas. ¿Existe un editor capaz de lograr conflagar los gustos e intereses de todos los lectores en una portada que durará 10 minutos? Es así que ya no solo debemos pensar en clasificaciones del tipo: lo más votado o lo más visto, sino personalizar la portada usuario por usuario.  Facebook ya lo hace con las noticias sociales, por qué no hacerlo con las noticias de interés público.

About these ads